DOMINGUERAS

DOMINGUERAS (III)

Fernando Curiel

 

Esta edad avanzada en la que se puede vivir, no del pasado periclitado, sino de las ardientes figuraciones —fulguraciones— de las 24 Horas al Día.

 

D1.jpg
Foto: Octavio Olvera Hernández

 

-o-

 

Día a día: vasto continente, terra incognita.

 

D2.jpg
Foto: Octavio Olvera Hernández

 

-o-

 

Vulgar. Palo dado ni Dios lo quita.

 

D3.jpg
Foto: Octavio Olvera Hernández

 

-o-

 

El deseo conduce en derechura a sus cenizas.

 

D4.jpg
Foto: Octavio Olvera Hernández

 

-o-

 

Laborioso, arduo, exigente, de tiempo completo, el oficio de Soltero profesional.

 

D5.jpg
Foto: Octavio Olvera Hernández

 

-o-

 

Cinismo. Una “Casa chica”, llevada con todas las de la ley, implica para el varón doble jornada.

 

D6
Foto: Octavio Olvera Hernández

 

-o-

 

Involución. Sobrevivencia, en bola, de los menos aptos.

 

D7.jpg
Foto: Octavio Olvera Hernández

 

-o-

 

En la democracia lo que duele es la equidad.

 

D8.jpg
Foto: Octavio Olvera Hernández