SE LLAMARÁ ABRIL

Foto: Antonio Sierra

SE LLAMARÁ ABRIL

 

Proliferan y se prodigan

los infiernos privados

la depresión honda a la que muerde la cola el alcohol

el amor que se reconoce imposible

el amor que se desuella

 

Abril, regiomontana, entró en la última espiral

víctima tras su victimario

vil pandillero que

–todo lo acusa así

acaba de asesinarla

seguido, autor intelectual

de muchos cómplices

Materiales sicarios jinetes motociclistas del mal

Jueces, de insufrible arrogancia macha

y esta sociedad en vilo envileciéndose

 

Se llamará por siempre Abril

y tendrá dos hijos inocentes.

 

 

Deja un comentario