Las humanidades en la UNAM, 2019

Las humanidades en la UNAM, 2019

Por Humberto Muñoz García[1]

 

Desde mi punto de vista, la UNAM ha tenido un buen período en la investigación humanística y social en los últimos cuatro años. Espero y deseo que se haya ganado respeto y prestigio en la institución, porque autoridades y académicos hemos trabajado con seriedad y compromiso con  la UNAM, con las nuevas generaciones de investigadores y con el país.

 

La UNAM es una institución clave para la investigación humanística y en ciencias sociales. En la Coordinación de Humanidades se agrupan un conjunto de once institutos, siete centros y seis programas de estudios que abarcan un enorme campo de conocimiento en todas las disciplinas académicas del área.

Ha sido importante estudiar y entender cómo se constituyó este subsistema de investigación (Domínguez 2017), analizar dónde se encuentra académicamente y hacia dónde podría dirigirse. En el entendido de que, a lo largo de su historia, ha contribuido al conocimiento de los graves problemas que ha tenido que sortear el país.

Del subsistema han salido aportes para la creación del pensamiento social y político, que ha orientado el desarrollo nacional, así como aspectos culturales para la conservación del patrimonio tangible e intangible de los mexicanos, valores y símbolos que han reafirmado nuestro carácter nacional y posibilitado la inserción de México en la esfera internacional.

La investigación humanística desde la UNAM, actualmente, elabora conocimiento para reconstruir el maltrecho tejido social, para fortalecer a instituciones ampliamente debilitadas, para combatir la desigualdad social y para generar condiciones que eleven las capacidades cognitivas de la sociedad y la transformación de las condiciones de vida del pueblo.

Construir agendas de investigación para el futuro en cada entidad del subsistema, teniendo en cuenta las agendas internacionales y nacionales de otros grupos e instituciones de investigación, es un ejercicio que posibilita la crítica intelectual, la comunicación entre comunidades académicas y la formulación de proyectos colectivos novedosos para el desarrollo del conocimiento y del entorno social.

En estos últimos años han habido avances en la investigación humanista y social en la UNAM que se reflejan en algunos datos. Por ejemplo, entre 2015 y 2018 hubo un aumento de 10.3% en el número de proyectos de investigación para llegar en la última fecha a 3052. Obviamente, hubo condiciones de trabajo y un aumento en la cantidad de investigadores como parte de la expansión institucional y la renovación del personal académico. El año pasado había 977 investigadores en el subsistema y 619 técnicos académicos. La inmensa mayoría de investigadores (más del 90%) tiene doctorado.

Regresando a los proyectos de investigación, podría decirse que ha habido un cambio significativo en el modo de producción del conocimiento ya que, hasta hace algún tiempo, la mayoría de los proyectos era de carácter individual. Ante la insistencia institucional de avanzar hacia la multi e interdisciplina, para lograr un conocimiento más amplio y profundo de los problemas y fenómenos sociales, la cifra más cercana que tenemos (2018) muestra que el 46% de los proyectos que se llevan a cabo en el subsistema son de carácter colectivo. La idea de la agrupación de esfuerzos, vía núcleos o seminarios de trabajo, ha venido cobrando fuerza en la comunidad.

El total de publicaciones de un colectivo o de cualquier investigador varía año con año. Por ejemplo, el número de artículos publicados por los investigadores del subsistema, en revistas nacionales, fue menor en el 2016, con respecto a 2015, mayor en el 2017 con respecto al año anterior y menor en el 2018 con respecto a 2017. No puede partirse de la idea de que debe haber un promedio anual de productos académicos.

Los investigadores del Subsistema de Humanidades en la UNAM, desde hace  tiempo, tienen como principal vehículo de difusión del conocimiento el capítulo de libro. Ahí se concentra el 48% de la producción tomando como total la suma de libros, compilaciones, capítulos y artículos. Una buena parte de los temas y problemas que se investigan en “n” campos de conocimiento social rebasan el espacio disponible que tienen las revistas nacionales indizadas. Los humanistas siguen un patrón de producción diferente al de los científicos, cuyos resultados se difunden, básicamente, en revistas.

Por lo demás, los investigadores de humanidades tuvieron en 2018 un promedio de 2.5 productos per capita, sumados libros, compilaciones, capítulos y artículos. Además, los investigadores impartieron 1560 asignaturas en el 2018, la mayoría de las cuales (81%) fueron en la licenciatura y la maestría. Se dieron clases en varias Facultades y Escuelas de la UNAM. Asimismo, se dirigieron un total de 757 tesis en ese mismo año, de las cuales una cuarta parte correspondieron al doctorado.

Este es un brevísimo recuento cuantitativo de lo que se hace y representa el Subsistema de Humanidades. Desde mi punto de vista, la UNAM ha tenido un buen período en la investigación humanística y social en los últimos cuatro años. Espero y deseo que se haya ganado respeto y prestigio en la institución, porque autoridades y académicos hemos trabajado con seriedad y compromiso con  la UNAM, con las nuevas generaciones de investigadores y con el país. Ojala se comprenda, en todo lo que vale, el trabajo que hacemos en el subsistema, y que se utilice el conocimiento que producimos para impulsar transformaciones sociales y políticas públicas indispensables en el país.

 

[1] UNAM. Programa Universitario de Estudios sobre Educación Superior, IIS. Humberto@uam.mx.

Deja un comentario