Rocket Man… Man Oh Glitter Man.

Sin duda un refrescante placer justo a tiempo para el mes LBGTTTIQA, digo el mes porque creo que ya se volvió algo mercadotecnia, pero bueno, supongo que si la sociedad solo responde al consumismo quizá sea una buena manera de abolir la discriminación ó de menos, un avance.

Si Bohemian Rapsody fue de tu agrado corre a ver Rocket Man qué en muchos sentidos es mejor, ya que Elton fue parte del proyecto en vida y se agradece pues el lenguaje es completamente transparente (con brillantina en cada cuadro) y resulta fenomal, festivo, dulce y profundo.

La vibra es “no bullshit” aunque siempre hay que guardarse algo, la película no solo trata temas reales en la vida  de Elton John quién algún día fue un tímido niñito clase mediero de nombre Reginald Kenneth Dwight., hay mucha magia también, tanto visual como emocional para acentuar los hechos, con brillantina, siempre con brillantina!

Se nota el callo tanto de Sir. Elton como del guionista Lee Hall (Billie Elliot) y el director Dexter Fletcher al combinar de manera muy asertiva los mejores elementos entre un musical y una bio pic.

No quiero adelantar demasiado pero, si es usted de los pocos que aun no la han visto, prepárese para bailar en su asiento con este ramillete de preciosismo glam rock, con cinematografía híper plástica pop, más por ahí del género de Hello Dolly que Bohemian Rapsody, lo cual resulta magnifico!

Vemos al humano, al genio, al loco, al hijo y a la reina.

Por otra parte las actuaciones de  Jamie Bell, Bryce Dallas Howard, Gemma Jones y Taron Egerton, son tan reales y originales como la colección de lentes del Sir, mientras que la entrañable é hiper prolifera relación entre Elton y Bernie (vigente al día de hoy) fue algo desconocido para un fan, no tan mega fan, como yo., pero ahora… FAN.

Nade usted en toneladas de cristales swarovski, calvas, pecas, libertad sexual y genialidad, sin duda, piense usted lo que piense, Elton y su amado cómplice musical Bernie son ídolos del rock y grandísimos músicos.

L.P

Deja un comentario