HORRIBLE PUBLICIDAD HORRIPILANTE

HORRIBLE PUBLICIDAD HORRIPILANTE

Claudio Acevedo

 

Propincuo follower:

Ya le he confiado que Pintura y Escultura (en Museos, Galerías, Catálogos, Colecciones de Arte), llenaban el vacío que me dejaban mis afanosas labores de “porno star” londinense. Añádale el futbol.

El Feminismo, que llegó para quedarse, y se multiplica en mil facetas, ignora, según yo, una de sus conquistas: las Ligas Nacionales de Futbol Femenino. En mis tiempos británicos no se estilaban, y tuve que contentarme con la afición, a distancia eso sí, al futbol Sólo para Hombres. Y digo a distancia, porque en los estadios, de Londres, de Liverpool, etcétera, me cuidaba de no acercarme ahí donde los salvajes Hooligans campeaban, o de dejar pasar el vagón del Metro que colmaban con sus ademanes y cantos rituales.

¿Debo de añadir que a la Pintura y Escultura a las que me refiero, por más Modernas y Contemporáneas que se quiera, aún no conocían el grado de pelmez, y tomadura de pelo al que hemos llegado? ¿Y que el futbol de aquellos años todavía escapaba a las maniobras mercantilistas que ahogan al actual?

El caso, follower, es que me place compartir con usted a Lieke Martens, nacida en Holanda en el 92 del pasado siglo, 66 kilos en una estatura de 1.70, imparable goleadora, asombro del culé Barcelona, pieza clave de la Selección de su país. ¡Ah, y medio best seller con un libro autobiográfico!

¿Dirección?

arrobaliekemartens

Hela aquí, pues, aquí.

 

Deja un comentario