HORRIBLE PUBLICIDAD HORRIPILANTE

HORRIBLE PUBLICIDAD HORRIPILANTE

Claudio Acevedo

 

Propincuo follower:

He leído (leo de todo) sobre los riesgos que una larga exposición a cámaras y micrófonos, a la atención de la audiencia en suma, y a la propia imagen y a las propias palabras, representan para una figura pública “colada” en los “Medios”.

Locutores y animadores, por ser de casa, acaban en paisaje del sonido o de la imagen. No así políticos o vendedores ajenos a los “Medios”, pero que los emplean para imponer un producto, ideológico o de consumo (que, no nos hagamos, terminan por confundirse).

El chabacano y trivial uso de frases populares y proverbios, en “Las mañaneras”, ya chole, con todo y sus asomos a la retórica bíblica.

Pero “Tanto va el cántaro al agua, hasta que se rompe”.

Acaba de ocurrir. No importa el cambio de escenario: en vez de Palacio Nacional, Salamanca, Guanajuato. No importa, digo, si la “producción” es la misma.

El síntesis, sostuvo el Ejecutivo Federal, que México se fundó hace más de diez mil años. Y mientras los búfalos pastaban en lo que sería Nueva York, aquí ya habían imprentas y universidades.

¡Cáspita!

Como que la inteligencia política, de haberla, aconseja ajustes.

En fin…

Cambio de dislate, histórico e historiográfico, para compartirle, follower, a Ella Nelson. Australiana, corredora olímpica, 1.69 de estatura y 58 kilos de pesos (datos estos sí auténticos, certificados, fehacientes).

@ellanelson200

 

Deja un comentario