HORRIBLE PUBLICIDAD HORRIPILANTE

 

HORRIBLE PUBLICIDAD HORRIPILANTE

Claudio Acevedo

 

Propincuo follower:

¿Además de trabarme, lo que se dice trabarme, en mis años londinenses de “porno star”, llegué a  trabar amistad, lo que se dice amistad, con algunas de mis coestelares? Sí. Con no pocas, isleñas (vaya, inglesas) y fuereñas. El feminismo, la doble jornada, etcétera, andaba en pañales. Frontera entre los 60´s y los 70´s del siglo pasado (vaya, si es que ya pasó). Le colgaba para el Año Internacional de la Mujer, decretado por la ONU.

¿A qué viene el punto, se preguntará usted? A que mi colega de blog, FC, a quien, pese a procurarlo, todavía no tengo en gusto de conocer en persona, según supe, al grito de “Me canso ganso”, esta a punto de ponerle raya a su obsesión por la Cosa Pública, y dedicar en exclusiva su “Agenda urbana” a la cultura. No ve el pobre por dónde se pueda producir el diálogo entre el Poder y sus Críticos.

Todo esto que le digo, follower, es “off the record”. Pero si al susodicho ya le había pegado, por quién sabe qué resonancias personales, el caso del Niño Perdido de Perisur, ahí abandonado mientras le secuestraban, para luego asesinarla, a su joven madre; el caso de la mujer, María, que se desvaneció en el Metro, Línea 1, estación Tacubaya, el sábado 16 de febrero, y en vez de recibir asistencia médica, los policías la arrojaron a rastras al exterior, donde permaneció tirada más de 26 horas, para acabar muriendo en un hospital del IMSS; terminó por llevarlo a la conclusión de que las cosas están realmente del cocol. El Poder, sin escuchar, en lo suyo. La Crítica, sin escucharse, en lo suyo. Y la Realidad, sin medirse. Por lo tanto, pondrá “Pausa”, a su labor de comentarista político.

Por mi parte, follower, respetuoso del asunto, hoy no le comparto beldad alguna. Bueno, beldad sí, pero ante todo expresión de mente sana en cuerpo ultra sano. Se llama Tess Wester, es holandesa y juega de portera en un equipo de balonmano de la liga danesa. Me recuerda a una de mis coestelares.

@tessiewester

 

Deja un comentario