Hasta siempre Leonora, Magia Atemporal.

Con vergüenza recalco que no pude ver tus esculturas en Chapultepec hace algunos años pero no me he repuesto aún de tu exposición pasada, una retrospectiva en el museo de arte moderno que me dejó atónita.

Así, con magia absoluta, te encontré en Pachuca, de todos los lugares., aquí.

Leonora Carrigton creadora de mundos místicos inmensos consagró su carrera plástica dedicando sus últimos años a la escultura si no por completo, porque nunca pudo dejar de hechizar lienzos, esculpió muchísimas criaturas que hoy, hasta podemos tocar, tratando de absorber un último conjuro tuyo.

Colas, capullos, sombras, manos y fauces en las más coquetas y caprichosas quimeras de bronce macizo.

Leonora yo también creo que las colas de los gatos se mueven como serpientes.

No se si les pasa ó si le pasaba a Leonora, pero siempre que estoy ante esculturas ó estatuas siento como se mueven, cómo son por sí solas, historias de tiempos atrás ó en este caso, otras dimensiones.

Alquimista nata, bióloga rebelde, poeta de brocha y hechicera que en lugar de varita usaste pincel, pocos artistas me mueven como tu, Leonora Carrigton., gracias por el feliz e inesperado encuentro con tu Bestiario.

Texto y fotografías

Priscilla Pomeroy

Deja un comentario