HORRIBLE PUBLICIDAD HORRIPILANTE

HORRIBLE PUBLICIDAD HORRIPILANTE

CLAUDIO ACEVEDO

Propincuo follower:

 

Con tantos años de vivir en Londres, llegué a conocer el talante imperial de este pueblo primero isleño, después continental (Comunidad Europea) y ahora, vía el maldito Brexit, otra vez isleña (y vaya líos que se esperan ya en el túnel bajo el Canal de la Mancha, por no referirme a la situación que aguarda a los miles de ingleses que estudian o trabajan en Europa, y a los europeos que lo hacen en Inglaterra).

Pero, créame, a ningún Primer Ministro, o Alcalde, se le hubiera ocurrido decretar por sus pistolas, la remodelación + ampliación de una zona de Londres, tierra adentro o costera del Támesis (la exitosa recuperación de Bank sureño fue obra colectiva, consensada). Y menos aún a la Reina, con los líos que de por sí trae con su propia red inmobiliaria, con las heridas abiertas del caso “Lady D”, con la incomodidad de que el Príncipe Carlos (su sucesor) se vea a veces más grande que ella (digo “a veces”), y últimamente con la adicción de la nieta-nuera Megan por las Joyas de la Corona.

¡Not!

Pero México se cuece aparte. El Ejecutivo Federal, después de cancelar el nuevo aeropuerto de Texcoco (lastrado sin lugar a dudas de corruptelas), anunciar con bombos y platillos el Fin del Neoliberalismo (aunque sin acompañarse de estatizaciones al modo cubano), mofarse del Poder Legislativo con las listas de comisionados energéticos, apunta el dedo ¡al Bosque de Chapultepec!

Otra ocasión me ocuparé del Plan. Pero ya brotaron las grandilocuencias: “¡El parque temático-artístico más grande del mundo!” “¡Dos veces Central Park de Nueva York”!

En verdad que no me apura, follower, el dato de que la ejecutoria capitalina del político de Macuspana sea de última hora. Bastaría un intenso programa de visitas turísticas para remediarlo.

Sin embargo, ¿por qué elegir, como Zar del Nuevo Chapultepec, al escultor Gabriel Orozco? ¿Por informar una “marca”, una “marca”  en un mercado internacional del arte en el que se confunde lo Contemporáneo con lo Moderno “demodé” o la simple y llana tomadura de pelo? ¿Por qué trabajará sine pecunie, cuando la encomienda presidencial le acarreará beneficios, sin cuento pero contables?

¿Por qué, en el registro vindicativo de “pueblos originarios”, arte ancestral, no se pensó en el oaxaqueño Toledo?

O, aún mejor, en la abierta convocatoria al nuevo talento plástico, escultórico, decorador, urbanista, jardinero, que la neta nos sobra?

Lo dejo por ahora así. Y mejor le comparto, follower, a Nata Lee, modelo rusa, infatigable trotamundos, nacida en el tránsito del siglo XX al XXI (si es que ya se acabó el XX y tenemos una maldita idea de a dónde se dirige el XXI).

arrobanatalee.007

 

Deja un comentario