NOTAS AL CANTO DE LOS DÍAS (I) FC

1.jpeg

 

NOTAS AL CANTO DE LOS DÍAS (I)

Fernando Curiel

1

Es un pequeño corpus de escritos de ocasión, y ligados sobre todo a las aventuras editoriales de Luis Mario Schneider, de tan entrañables, copiosos y de copas, recuerdos. Suelo canibalizarlos ahora que escribo regularmente lo mismo para El Financiero que para el blog Puño electrónico. Mientras que la producción académica sigue su paso, y me enfrasco ya de lleno en una serie autobiográfica (la cosa empezó con mi diario de sanación del terremoto de 1985, ¡qué tiempos!, Junto a los escombros).

2

¿Qué a quién demontres le interesa? A mí, me temo, por lo antes aludido: el tiempo (¿desvergonzado? ¿lógico?) de la auto referencialidad.

En este orden: Centinela de vista (1984), Ciudad tatuada (1986), Momentos de vida (1990), Toma dos (1995), El terremoto de 1985 (y otros deslizamientos) (2005). Algo tendré que hacer con ellos. Teorizar (lo digo en serio), si corresponden en su conjunto a la Varia Invención que antes que Borges me descubriera Arreola, si algunos son proto-cuentos o cuentos francos, si abren la vena, que ya nunca cicatrizará, del aforismo (por cierto, estoy por sacar, con el auxilio de mi inseparable amigo y empresario textil, Antonio Orozco, un primer tiraje de camisetas con aforismos, que he decidido llamar Camisetas Aforizadas, por aquello que quizá algunos recuerden de prendas “Sanforizadas”).

 

2

Deleitosa merienda-cena, por cierto, la del pasado miércoles 27 de febrero, en el Bar Jerónimo, con Kazumi, Ana y Antonio. Lo habido y por haber, esto y lo otro y lo de más allá. Kazumi y Antonio desempacados de su último viaje al extranjero (así decían nuestros antepasados). Ana con el proyecto de un libro sobre su padre, para DARES Y TOMARES. Fecha probable para salida tiraje camisetas Aforizadas. Albricias por el embarazo, allá en el Norte, de Alejandra, otra entrañable.

3.jpg

 

3

En su afán de dominio y dirección totales, de la cosa pública, secreto de las “Mañaneras”, más allá de su género Reality Show, con sus caídas frecuentes en “baja comicidad”, a AMLO no se le va una. O eso cree. En México, lo digo y lo sostengo (“y lo firmo”, diría el jefe de la pasada banda sexenal), política y cultura andan juntas y revueltas, ¿o no, admirado José?). En sucesión, dos noticias públicas involucraron a la política y a la intelectualidad. La formación de un grupo que haga contrapeso a la voluntad omnímoda de AMLO, revoltijo de políticos, empresarios e intelectuales; y un comentario del ex prometedor historiador (¿cuándo otro Caudillos en la Revolución Mexicana?), Enrique Krauze. AMLO las junta. Reza la nota de Claudia Guerrero, para Reforma, correspondiente aljueves 28 de febrero de 2019, p. 7: RESPONDE A KRAUZE: EL PODER ES PARA SERVIR. Cito:

Para no volverse loco con el poder, es necesario ponerlo al servicio de los demás, señaló ayer el Presidente Andrés López Obrador. / “Hay otra frase que a mí me gusta mucho: el poder atonta a los inteligentes y a los tontos los vuelve locos. / “¿Y cuál es la respuesta de esa frase? Para no volvernos locos, para no levitar, para mantener los pies sobre la tierra, entender que el poder sólo tiene sentido y se convierte en virtud cuando se pone al servicio de los demás”, dijo en su conferencia de las mañanas. / El mandatario federal respondió así a las expresiones del historiador Enrique Krauze, quien al participar el pasado martes en el Oslo Freedom Forum advirtió que el poder absoluto corrompe absolutamente. / “Leía yo que Krauze hablando de nuestro Gobierno y de manera respetuosa, decía: que se combata la corrupción y que haya democracia, pero que se respeten las libertades, pues es correcto. / “Y decía Krauze una frase que es bien conocida, casi de dominio público: el poder absoluto, corrompe absolutamente, y es cierto. Es como un lugar común la frase”, señaló. / El tabasqueño también se refirió a quienes le recriminan haber llamado “ternuritas” a políticos, académicos, intelectuales y empresarios que a través de un pronunciamiento hicieron un llamado a impulsar contrapesos al Gobierno Federal. / “Ayer (martes) que dije que los que se agrupaban eran ternuritas, pues es una expresión, ellos se lanzan fuerte a veces, también, entonces decirles ternurita no es ningún problema. Es un cariñito”, dijo.

Dos pájaros de una sola pedrada, sin desdeñar la burla. Y, la verdad, vil oportunismo de los del contrapeso; lugar no común sino hiper común el de Krauze; y franco exceso el de AMLO dado el control del púlpito (¿intelectuales atontados? ¿levitar, quién levita?). Pero así andamos.

4.jpg
Caricatura de Hernández, La Jornada, 19 de marzo de 2019, versión electrónica consultada el 28 de marzo de 2019
https://www.jornada.com.mx/2019/03/19/cartones/3#

 

 

4

Publiqué recién en “Puño electrónico”, el ensayo FOTO, GRAFÍA, sobre los niveles de interpretación del arte, y tecnología, fotográficos; ilustrado con material del archivo de los Defossé, la rama gala de la familia. La serie “El fotógrafo de Muthausen”, vista un día sí otro no, me sirvió para confirmar ese nivel en el que la foto, es grafía indeleble, indisoluble (si no se le destruye) del Tiempo. Escritura de la Historia. Familiar o social.

5. La familia Defossé.jpg

5

Participo que ya, tiempo atrás, me había atrapado por completo la consulta de Mapping Manhatttan / A love (and Sometimes Hate)/Story in Maps by 75 New Yorkers), de Becky Cooper con “foreword” de Adam Gopnik (New York, Abrams Image, 2013). Y por ahí anda, cuestión de que lo busque en el caos librero de Copilco (semejante al de Casa Jacaranda, en Taxco), un recuento muy sesentero de las rutas neoyorkinas de Andy Warhol & Tribu. Toca su turno, ahora, a Cómo construir Rascacielos, de John Hill (Madrid, Ediciones Akal, 2018). Vaya congruencia del autor de apellidarse Hill. Menhires habitados los rascacielos, mezcla del invento de los elevadores (esos Metros verticales con todo y estaciones), anhelos de torres góticas, rabiosa especulación del aire de territorios urbanos saturados. Hoy por hoy, competencia deportiva de ascenso por escaleras, émulo del maratón horizontal. Y tiempo vendrá en que, a lo ciencia ficción, interconecten sus cimas con puentes, al tiempo que los tiburones del metro cuadrado edifiquen Rascahipogéos bajo la tierra.

 

6

Triste ha sido la historia del PRI, nieto de PNR (1929), en la etapa de la Des Instauración de la Revolución Mexicana (1968 pal, real). Le nace la Corriente Democrática matriz del PRD matriz de MORENA (y de la previa retahíla de PT, PV y etcétera). MORENA, apenas cuatroañero, no sólo le arrebata la Presidencia de la República, sino que reduce su bancada legislativa al tamaño de una selfie. Pues, entre tanta mala noticia, una buena. El doctor José Narro da por concluida su etapa universitaria (un Rector de talante republicano, frente al imperial de su antecesor), y se lanza a la Presidencia del PRI. Viejo amigo José, nuestro Mariscal de Campo cuando las negociaciones en 1987 con el Segundo CEU, experimento de toma del poder que iba del Campus a la Polis, y de la Polis a la Nación. Espero haber entendido bien su idea de que la Política sirve para resolver los problemas nacionales. Sí, sí, para que la cuña apriete tiene que ser del mismo palo.

7
Tomada de Animal Político, https://www.animalpolitico.com/2012/05/difunde-amlo-supuestos-pagos-de-pena-nieto-a-televisa-por-691-mdp/, consultado el 28 de marzo de 2019

7

Camino a mi dentista, suelo asomarme a la Iglesia de Guadalupe, en Tizapán, templo del XVII bien conservado. A la Iglesia de Guadalupe y a sus alrededores, que de ajardinados y claustrales, pasan de desgranarse en puestos ambulantes con un mundo de mercancías, oferta para los miles de concurrentes al cercano hospital del Seguro Social. La mañana del 2 de marzo, escena no vista aún, no por mí, en la pauperización de la Ciudad de México (¡qué CDMX ni qué carajos!): padre soltero e hija habitando un carro de supermercado. Cobijas, trastes mínimos. ¿Un grado más arriba o un grado más abajo de la “situación de calle”? Categoría hedionda a oficina gubernamental o, a cubículo académico, confortables y aislados del mundo.

 

8

El rumor se convirtió argumento, el argumento artículo, el artículo libro. La candidatura presidencial de EPN fue un diseño de prospectiva comercial de Televisa, a cargo (otra vez el rumor) de una oficina luego desaparecida. Producto, envoltura, promoción, frecuencia, pareja. El índice de impopularidad alcanzado, las denuncias de estafa, la derrota electoral del PRI, y ahora los dimes y diretes del divorcio de la pareja prospectada, hablan de lo chafa del producto. Al pasado se envían, cual desechos, los tiempos de Televisa Soldado del PRI; del afanoso, infatigable trabajo para los “jodidos”. Los vientos cambian en dirección de Televisión Azteca. No sólo, don José, entre nosotros, política y cultura andan juntas y revueltas; también, cada vez más, política y “Medios”. ¿Y los “contenidos”? Igual. O peor.

CONTINUARÁ

 

6.jpg

Deja un comentario