HORRIBLE PUBLICIDAD HORRIPILANTE Claudio Acevedo

 

Anastasiia30-768x1024.jpg

HORRIBLE PUBLICIDAD HORRIPILANTE

Claudio Acevedo

Propincuo follower:

Tantos años fuera del país, más mi alejamiento a todo cuanto oliera a México (jamás me inscribí en la Embajada en Londres, ni se me ocurrió asomarme a la fiesta del 15 de septiembre); en pago, desde la vuelta, me la paso leyendo de la Independencia para acá mero (y me arrepiento, claro está, de haberme perdido la oportunidad de conocer en persona al Agregado Cultural de Lujo que fue Hugo Gutiérrez Vega, de quien lo juro me hubiera hecho cuate).

Me son familiares ahora las efemérides, los personajes claves, eso que se tipifica la Construcción del Estado-Nación Mexicano. La prolongada guerra de 1810 a 1821, Apatzingán, Ayutla, la Constitución de 1857, la Victoria Liberal sobre los Conservadores, las guerras de Intervención, empezando por la frustrada reconquista española que muerde el polvo de la derrota en Tamaulipas. Hidalgo, Morelos, Guerrero, Iturbide, Santa Ana, el hispano mexicano Mina, el austriaco Maximiliano (cuyo sino me parece más trágico que el de su esposa), Juárez, Don “Perfidio” Díaz. La “bola que vino y nos alevantó”.

Reconozco mi predilección por el Porfiriato y su dialéctico desenlace: la Revolución.

Pues bien: ¿dónde coloco el siguiente episodio? AMLO, abanderado de la transparencia de lo público, acepta, o propone, o se ve obligado a aceptar o a proponer, un encuentro privado, fuera del protocolo por donde se le vea, con el joven Águila Azteca (desatino del desatinado Peña Nieto, hoy por hoy en trance noviero en vez de judicial) Jared Kushner, asesor senior y yerno del Presidente de Estados de Estados Unidos Donald “Bóreas” (tiempo ariscado del Norte) Trump. Para colmo, en la casa de Bernardo Gómez, vicepresidente ejecutivo de la maltrecha Televisa (le pega Netflix pero también Televisión Azteca). Ignoro lo que se zamparon, pero no, confesado por el propio Ejecutivo Federal, el menú de lo tratado: puros temas oficiales, de la firma del próximo tratado tripartita comercial a la ciclópea inversión económica en Centro América para frenar in situ los flujos migratorios.

¿Dónde coloco el episodio?: pregunté. Respuesta: en una mezcla peligrosa de Intervencionismo Gringo y lasitud del Gobierno Mexicano, ya probada con el trato de Jefe de Estado dado a Trump cuando no pasaba de mero candidato electoral. Y que, si bien arrastró la caída de Videgaray, “cerebrito” de Peñita, su soñado sucesor, marcó un precedente.

Pero pasemos, follower, a otro asunto, para nada escabroso. Le comparto, por si no había reparado en ella, a la kirguistana Anastasiia Lavochnikova, modelo de 26 años y 1.68 de estatura, y medidas mareantes de 85 por 61 por 88.

Arrobaanastasiia7l (ojo querido Octavio: aún no doy con la aplicación arroba de mi compu bunkeriana).

Anastasiia21-768x1024

 

Deja un comentario