AQUAMANCHADOS

aquaman-justice-league-jason-momoa

Un exquisito taco de basura comercial que no deja de entretenernos hasta finalizar lobotomizados después de 142 minutos ahogados en mares de cursilería  y no me malinterpreten,  de hecho, Aquaman me gustó bastante.

Sin embargo se trata de otra película boba más, parte de la  oleada de cine “buen pedo” ó “lo que la gente quiere ver” (crowd pleaser).  Las damas fueron a verla por Momoa mientras que otros  se entretuvieron con la inteligente Mera (Amber Heard) y los magníficos efectos visuales, interpretados  de manera estupenda, dando vida a Atlantis.

primeras-criticas-de-aquaman-2018

 

Los guitarrazos de suspenso Bollywodense…

El beso…

Un exceso, sí.

Pero nos encanta empalagarnos ante un guión decrépito recordando frases como: cowabunga (Tortugas Ninja), hakuna matata (El Rey León) y i’ll be back (Terminator), seguimos siendo el mismito público inocente, ávido de cualquier estimulación por más gaznápida ó simplona, atrás quedó el cine que te hacía volar.

Aquaman tiene sus momentos (y miradas), como una breve mención de la contaminación en los mares y una MUY criticada intervención materna a cargo de Nicole Kidman, lo cual a pesar de sonar infantil es de hecho una realidad ante un mundo tan violento como el de hoy en día, al mundo le falta madre.

El gusto común parece inclinarse por lo superfluo, claro qué, sería genial que me callaran la boca y que la secuela tratara del ecocidio en los mares, las fugas de petróleo, el plástico, en fin… Si ya tienen tanta crema los tacos quizá podrían rellenarse de sabiduría en lugar de puros pelos mojados, lo digo por la cantidad de veces que Momoa se moja, se sacude el pelo y mira a la cámara.

¿le habrán pagado por cada vez?

PD: Cabe aplaudir el talento y profesionalismo de Willem Dafoe (Vulko)  quién ante un guión decrépito logra magia.

L.F

aquaman-2

 

7aquaman00_450

Deja un comentario