SEÑAS DE IDENTIDAD PUMA (I)

 

3. HGC
Henrique González Casanova

SEÑAS DE IDENTIDAD PUMA (I)

 Una experiencia que se comparte

Fernando Curiel

 In memoriam, a Mario de la Cueva,

Henrique González Casanova y Rubén Bonifaz Nuño

 

Llamada

Si se me interrogara sobre el particular, en cinco rangos dividiría yo mi (ya cuantioso) Ensayismo universitario; aclarando que llamo Ensayismo, para ahorrar el asunto de los géneros, a una escritura que, instintiva o deliberadamente, oscila entre el Periodismo y el Tratado, incluidos los arrebatos narrativos y aún líricos.

¿Qué cinco rangos?

  1. a) el derivado de tareas ejecutivo-administrativas (Radio Universidad, Difusión Cultural, Extensión Universitaria, Instituto de Investigaciones Filológicas, Dirección de Divulgación de las Humanidades y de las Ciencias Sociales); b) el derivado de la investigación en sentido estricto (IIFL, Instituto de Investigaciones Estéticas); c) el derivado de la docencia, deudora de la investigación, sobre todo en posgrado (Facultad de Ciencias Políticas y Sociales, Facultad de Filosofía y Letras); d) el derivado de conflictos institucionales, de buena y de mala ley; y e) el derivado del rescate de figuras y episodios sin los que la UNAM no sería lo que es (aunque no ajena, entre otros síntomas, a dos que se contraponen: el que deriva de la zona de confort, y el que los médicos de antaño, sobre todo los médicos familiares, llamaban “dolores de crecimiento”).

2. CU-0109

Elenco

Sin ser exhaustivo, limitado a libros, folletos y ensayos, enlisto, entre los trabajos correspondientes al inciso a), el del activismo ejecutivo en primer término: Perfil de la cultura en la Universidad Nacional Autónoma de México, La radiodifusión universitaria, La telaraña magnética o el lenguaje de la radio, La escritura radiofónica, Dispara Margot, dispara!, Tercera función o crónica y derrota de la cultura, La revista académica e Índice de revistas culturales del siglo XX (Ciudad de México), este último en colaboración con Antonio Sierra y Carlos Ramírez; entre los correspondientes al inciso b), el de la investigación: Onetti: calculado infortunio, La querella de Martín Luis Guzmán, El cielo no se abre. Biografía documental de Alfonso Reyes, Mal de ojo. Iniciación a la literatura icónica, Darío en México (en colaboración), Ensayos de filología urbana y el por aparecer Novo conoce el mar y otros ensayos (amén de ediciones críticas de diarios, memorias y epistolarios).

5. La telaraña magnética

Entre los correspondientes al inciso c), el propio de la docencia: Elementos para un enfoque generacional de la literatura mexicana, y sigloveinte@lit.mx. Amplio tratado de perspectiva generacional, principalmente; entre los correspondientes al inciso d), el relativo a conflictos institucionales, La Universidad en la calle y Helicópteros sobre Ciudad Universitaria; y, por último, entre los correspondientes al inciso e), el de figuras y episodios universitarios: Hijo de Lampazos. Nemesio García Naranjo en sus memorias (y en proceso y en colaboración, Justo Sierra. Últimas jornadas de un héroe civil).

7. Siglo XX

En esta serie de cuatro (4) artículos (4) para el blog Puño electrónico, me ocuparé de los textos adscritos a los incisos a) y d). Respectivamente, los ligados a la dirigencia administrativo-académico-política, y a rupturas institucionales.

 

Trayectoria

Cursada la licenciatura en Derecho en los 60’s, la Maestría en Letras en los 70’s, y el Doctorado en Historia en los 90’s; iniciada la vida laboral universitaria en los 70’s; desempeñada por lustros en tareas en diversos campos; todos y cada uno de los títulos arriba mencionados, responden a un rimero de tesis interrelacionadas, a saber:

  1. La indisolubilidad de las tres funciones institucionales: docencia, investigación, difusión;
  2. El distingo entre difusión y extensión, intramuros la primera, extramuros la segunda;
  3. La mixtura, en las tareas ejecutivo-administrativas, de docencia, investigación y difusión;
  4. La colegialización;
  5. La exigencia, al parejo de lo que ocurre con la docencia, de Planes y Programas de Investigación; y
  6. El doble orden universitario, el explícito del derecho positivo de la legislación, y el implícito, pero no menos obligatorio, de la eticidad.

 

Campos

Para ser preciso, Ensayismo y Trayectoria unameños, se inician en la desaparecida (y a lo mejor urgida de rescate, ampliada ahora a la Investigación y a la Difusión), Comisión de Nuevos Métodos de Enseñanza, presidida por Henrique González Casanova, quien había logrado conjuntar un notable equipo inter y multidisciplinario. Recuerdo a María de Ibarrola, Alfonso Millán, Raquel Glazman, Manuel Pérez Rocha, Jaime Goded, Fernando Rico Galán…

Mis tareas en la CNME, consistían en la lectura, corrección si lo ameritaba, de los materiales orientados, desde distintas perspectivas disciplinarias, a la transformación justamente de los métodos de enseñanza dominantes, muchos de ellos anquilosados, memorialistas, sujetos a un vínculo de profesores dueños de un saber ayuno de actualización y de receptores pasivos.

La frecuentación de enfoques renovadores, desde la pedagogía, las exploraciones conductistas y el saber histórico universitario de don Henrique —todavía afanado en lo que será su tesis La Universidad Nacional Autónoma de México. Un orden libre y responsable, y en el ejercicio de un alto periodismo literario, promotor en todo momento de nuevas plumas—; me condujo a escarceos escriturarios con tema unamita, impensables en períodos precedentes, ocupado como estaba en la actuación teatral y en mi bautizo literario (lo primero, en la troupé de Héctor Mendoza, “domiciliada” en Casa del Lago; lo segundo, en el taller Mester de J. J. Arreola, en Río de la Plata).

Dos personas, uno ya personaje, el otro por serlo en breve tiempo, conocí a través del Presidente de la Comisión de Nuevos Métodos de Enseñanza. Rubén Bonifaz Nuño y Diego Valadés.

4. RBN

Con el gran poeta, traductor y humanista, “negocié” mi ingreso por obra determinada —que sería mi primer Onetti—, al Centro de Estudios Literarios, una de las matrices, junto con los Centros de Lingüística, de Estudios Clásicos y de Estudios Mayas, del futuro Instituto de Investigaciones Filológicas, impulsado por Bonifaz Nuño (y que, por los tiempos y sobre todo, “desatiempos”, de la política universitaria, inaugurará no Pablo González Casanova como se preveía, sino su sucesor en la Rectoría, Guillermo Soberón).

6. Onetti

Con Diego, la amistad surge al momento de presentarnos don Henrique en su despacho de la Comisión, encuentro que me había anticipado. Unos dos años llevaba yo en la CNME, cuando el rector entrante designa a Diego Valadés titular de la Dirección General de la Difusión Cultural; instancia axial en la Revuelta Cultural de los 60’s (no todo fue Movimiento Estudiantil, en 68); dependencia todavía instalada —signo diáfano de su influencia— en el Décimo Piso de la Torre de Rectoría. Sus ventanales y ventanas abiertos, real o virtualmente, a la Explanada, a la entonces Torre de Humanidades —lugar de mis entrevistas al comienzo arduas con don Rubén, de las que he dado cuenta en otro lugar—, a la tatuada Biblioteca Central (para imponer una moda que se replicará en varios edificios de la ciudad), a la Facultad de Filosofía y Letras, al temperamental Ajusco.

Común era encontrar, en pleno palique, en la plazoleta de entrada a la FFyL, acceso a su vez a la Torre de Humanidades, a Miguel León-Portilla, a Clementina Díaz y Ovando, a Bonifaz Nuño, a Beatriz de la Fuente, siempre con prisa a Leopoldo Zea, a los jóvenes Roberto Moreno de los Arcos, Álvaro Matute y Virginia Guedea. De la mayoría me beneficiaré con su amistad y consejo, ejemplaridad. Presente lo tengo yo.

 

Difusión cultural

En radical cambio de escenario y dramatis personae para mí, el Director de la DGDC, me invita a incorporarme a su equipo como Jefe del Departamento de Humanidades, en sustitución del filósofo Abelardo Villegas, heredero con títulos bastantes del Grupo Hiperión. Permanece la planta de colaboradores: Eugenia Revueltas, Guadalupe Olivares, Mónica Zea, Marco Antonio Campos. En el Décimo Piso, me reencontraré con Héctor Mendoza, Julio Catillo, Jorge Velasco (habíamos trabajado en el Archivo Judicial de la Federación, en mis tiempos largos en la Suprema Corte de Justicia), me amistaré con Ludwik Margules, Mario Lavista, Leonardo Velázquez, Gloria Contreras, Joaquín Gutiérrez Heras…

Entre las ediciones a cargo del DH, se encontraban los cuadernos Deslinde, claro antecedente que será de Materiales de lectura. Cuando se diseñaba la colección Las Humanidades en el siglo XX, el Director General de la DGDC, me designa Jefe del Departamento de Radio Universidad. Nombrado Hugo Gutiérrez Vega como sucesor de Diego Valadés, me invita a ocupar la Sub Dirección. Al alimón creamos la colección de fascículos Material de lectura, que gravitaba en las secciones de Poesía, Cuento y Ensayo. Sub Dirección en la que permanezco hasta que, tras la creación de la Coordinación de Extensión Universitaria, a XEUN se le adscribe con carácter de Dirección, y se me coloca al frente.

Las dos etapas radiofónicas, me facultan, no sólo a la certificación del ya apuntado principio de mixtura, en las tareas directivas universitarias, de docencia, investigación y difusión; sino al procedimiento dialéctico ineludible de

  1. diagnóstico o Estado del Arte; y
  2. prognosis, pronóstico o Plan de Desarrollo.

En el rectorado del Dr. Gustavo Rivero ocuparé la Dirección General de la DGDC, que me veré obligado a renunciar, sin haber contado con el tiempo indispensable para el juego de pinzas Diagnóstico-Pronóstico; en el rectorado del Dr. Jorge Carpizo, fungiré, respectivamente, como Coordinador de Extensión Universitaria, y Coordinador de Difusión Cultural, incluyéndose la Tercera función, en Fortalezas y debilidades de la UNAM, diagnóstico-pronóstico de la entera institución, cuya lectura —o si es el caso, relectura— me permito enfáticamente recomendar. Si bien me auné a la crítica de una de sus carencias: sí, en efecto, que los estudiantes estudiaran, los investigadores investigaran, los profesores profesaran y los trabajadores trabajaran. Pero faltó la explícita prédica: que los funcionarios funcionaran.

En el rectorado de Dr. José Sarukhan, dirijo cuatro años —plazo auto impuesto— la Revista Universidad de México, con la colaboración sucesiva, al frente de un notable equipo, de Vicente Quirarte y Armando Pereira. Al término de la dirección de RUM, participo en el proceso de designación del Director del Instituto de Investigaciones Filológicas al que estaba adscrito. Dirección a la que me nombra la Junta de Gobierno, en una primera y segunda vuelta. Parte de esta última ya en el rectorado del Dr. Juan Ramón de la Fuente.

En 1987, el segundo CEU (el primero data de 1966), rechaza la Reforma Carpizo, movimiento que apareja: el paro institucional, un diálogo público transmitido por Radio Universidad entre representantes del CEU y de Rectoría (yo, uno de ellos), y el compromiso de un Congreso Universitario. Ya para concluir el período del rector Soberón, se inaugura el Centro Cultural Universitario, coloquialmente “Cultisur”. Más adelante, la UNAM sirve de escenario para la candidatura presidencial única de la oposición, que Heberto Castillo cede a Cuauhtémoc Cárdenas.

En 1999, una auto invasión, que degenera en invasión franca, paraliza casi el entero año a la UNAM. Atestiguo, como titular del IIFL, la manera soez y bravucona, con la que el grupo que se disponía a cerrar nuestro Instituto, rechaza la “bienvenida” que un puñado investigadores filólogos había resuelto darle (¡ay de la inocencia ideológica no obstante la edad madura!).

Reabierta la Casa de Estudios, con Juan Ramón de la Fuente al frente de la Rectoría, la Dra. Mari Carmen Serra Puche, Coordinadora de Humanidades, me invita a fraguar una Dirección de Divulgación de las Humanidades y las Ciencias Sociales, punto acordado previamente por su Consejo Técnico. Rato llevaba yo, argumentado en la prensa, la necesidad de una instancia dedicada justamente, exclusivamente, a dicha tarea. Congrego un equipo de primer orden, regido por los ya avanzados principios: mixtura de docencia, investigación y difusión; y el “juego de pinzas” Diagnóstico-Pronóstico. Permanente es el vínculo con la Comisión de Difusión del CTH. Se activan o reactivan los medios presenciales: Casa Universitaria del Libro, Casa de las Humanidades, auditorios de la propia Coordinación y de algunos de sus Centros; los medios impresos (Mensual de Humanidades y Ciencias Sociales); y los medios electrónicos (Radio Educación en convenio, Radio Universidad).

8. En la radio

El lanzamiento del Rector De la Fuente, de macro-proyectos de Investigación, en los que las Humanidades reclaman su participación, me permite formar parte con otros colegas investigadores de diversos institutos, del específico programa: “1810-2010: la Conformación Intelectual del México Moderno y Contemporáneo”. Gustoso menciono los nombres: Virginia Guedea, Alicia Azuela, Lourdes Alvarado, Guillermo Hurtado. Programa que será antecedente del actual Seminario de Investigación sobre Historia y Memoria Nacionales.

En 2001, publico La Universidad en la calle, especie de “suma” de mis afanes en la docencia, la investigación y la difusión, a partir de mi ingreso en 1972, de vuelta del auto exilio europeo, a la CDNME; de mi participación en los conflictos de 1987 y 1999; y del conocimiento del proceso universitario de 1910 en adelante, combustionado, en la amistad, por Henrique González Casanova, Rubén Bonifaz Nuño y Gastón García Cantú (quien aceptara presentar la edición de mi novela de anticipación política, Manuscrito hallado en un portafolios, portafolios encontrado en uno de los estacionamientos del Centro Cultural Universitario); y, en la investigación, por mis estudios del Ateneo de la Juventud, uno de cuyos integrantes, el dominicano Pedro Henríquez Ureña, había elegido como tema de su tesis de licenciatura en Derecho, el de La Universidad. Y cuya edición crítica realizaré en 2010.

(CONTINUARÁ)

 

 

 

 

 

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s