Hotel Transilvania 3, y las que vengan.

No había nada en el cine para variar, así que lo más lógico para dos niño-adultos fue optar por cine infantil, relajarse y disfrutar de las gráficas.

Hace un tiempo intenté ver la primera parte de esta saga transilvaniana pero desistí al encontrarla demasiado sosa aunque me quede con ganas pues el tema hematófago es mi especialidad.

Fuimos al Cine Coyoacán para evitar los malls y al menos apoyar a una digna sala de cine y solo eso.

La agradable sensación de dicho cine como los de antes con todo y candelabros en el techo y un bar para los que lleguen temprano, se auguraba algo ameno y sin duda lo fue, entrados los 15 minutos de la película mirábamos la pantalla asombrados ante el intrincado contenido visual, cada minucioso detalle por parte de los creativos resulta genial.

La historia es bastante sencilla aunque profunda, vivimos tiempos violentos en los que la discriminación y el racismo siguen latentes, por lo que esta película decidió humanizar a sus jóvenes espectadores con un mensaje claro, anti racial, pretendiendo enseñar a los peques a no discriminar y así acabar con el violento legado que persigue a la humanidad en contra de si misma, todos somos iguales (vampiro ó Van Helsing) propone Hotel Transilvania y eso, es un gran paso y una gran muestra de valores y ética de parte del medio Hollywoodense, así que gracias por no entregar otra boba película de entretenimiento infantil y en su lugar poner el ejemplo, no solo se trata de hacer cine sino conciencia.

L.F

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s