Noticias de un viernes

CRONICA NOTICIAS

Noticias de un viernes

El viernes pasado, a pesar de haber sido 8 que es mi número favorito, fue un día trágico. Los torontonianos nos despertamos con la noticia de que Doug Ford, personaje grotesco estilo Trump, líder del Partido Conservador, había ganado con mayoría el puesto de Premier de Ontario. Los habitantes de esta provincia enorme castigaron de manera implacable al Partido Liberal dejándolo casi en calzones, apenas con menos de una decena de representantes en la cámara, a comparación  de años anteriores cuando había obtenido la mayoría. Entre las grandes promesas de los conservadores está la de eliminar impuestos, lo cual siempre suena maravilloso, sin embargo me parece que en realidad no lo es, pues los impuestos van al cuidado de la ciudad, de la educación y de las artes, y sin ellos nuestro ambiente se deteriora y el dinero se le da a los ricos, pues si uno dizque ahorra en impuestos, pues compra más porquerías en grandes corporaciones dizque de ahorro. ¿O no?

Como era de esperarse la mayoría de los votos conservadores no fueron originados en los ridings (imaginemos delegaciones) de la ciudad de Toronto, donde el partido ganador fue el NDP (New Democratic Party) partido socialista moderado, sino en los suburbios, habitados en su mayoría por inmigrantes; y en las poblaciones del norte de la provincia, habitados por gente que le teme a los inmigrantes. Kathleen Wynne, la Premier de Ontario que sale, es una mujer del Partido Liberal que entre otras cosas impulsó de manera constante la educación sexual en las escuelas desde muy temprana edad, y creo que esto fue en realidad lo que detonó el susto de todos aquellos que cambian de país, pero que no quieren cambiar sus tradiciones y de todos aquellos que temen que los que cambian de país le enseñen cosas raras a los originarios.

La otra tristísima noticia, y de esta nos enteramos por el noticiero  mañanero de Televisa, fue la muerte por suicidio de Anthony Bourdain, celebrity chef, escritor, viajero y hombre francamente carismático que por lo menos a mi me acompañó, con sus programas, los cuales veía en loop, durante toda la etapa temprana de la lactancia de mi hija.

Curiosamente el miércoles 6, junto con unos amigos, habíamos hablado de él, mas bien chismeado, de como fue que conoció a la actriz Asia Argento, hija del director de cine italiano Dario Argento, y dejó a su fortachona mujer y a su hija de apenas once años. Habíamos googleado a Asia, pues yo no tenía idea de quién era, y habíamos expresado opiniones categóricas sobre él y sus desastres personales.

Sin embargo nunca me imaginé que un día después moriría. Me parece muy difícil de creer que una persona que parecía atormentada, sí, pero en control y con un espíritu de combate inagotable, haya sucumbido sin plan alguno ante la negrura de su alma. Me gustaría pensar que fue más bien un accidente sexual imbécil y no un tirar la toalla así de sopetón. Nunca lo sabremos, nunca se sabrá en realidad cómo fueron las cosas, pero el shock de su muerte es grande, como si se hubiera ido un miembro de la familia.

P. Rivera

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s