Bombshell, bomba de frustración.

bombshell-hedylammar2

La historia de Hedwig Eva Maria Kiesler mejor conocida como Hedy Lamarr (su nombre de estrella gringa) parecía interesante, el trailer descubría la historia desconocida de una “bombshell” quién había inventado algo similar al wifi, una genio quién víctima de su belleza no tuvo el reconocimiento que merecía hasta ahora…

Hedwig, una niña judía burguesa nacida en Viena que jugada a armar y desarmar su cajita de música (vaya genio!) pronto se percato del poder irradiado por su sola presencia, sus ojos azules y nariz respingada.

Una “infant terrible” en sus propias palabras, que actuó en teatro y churros del cine alemán y austriaco hasta protagonizar la polémica cinta erótica Ecstasy (por la cual sería juzgada mundialmente) para después casarse joven con el malévolo magnate Friedrich Alexander Maria Fritz Mandl proveedor de municiones para los nazis.

Mujer de mansiones y lujos, Hedwig se aburrió y huyo sofocada de los celos de Friedrich a Hollywood bajo la promesa de Louis B. Mayer ( Metro Goldwyn Mayer – MGM Studios) de figurar como la nueva estrella de la productora logrando un sueldo de 500 dólares semanales, 300 dolores más de lo que se ofreció a las demás actrices rescatadas de la crisis europea causada por los nazis.

Por fin,  Hedwig ahora Hedy Lamarr (sin judaísmos) estelarizó en 1983 la cinta Algiers donde impactó con su belleza sin embargo su supuesto interés por la ingeniería y la ciencia aun no rendían frutos aunque tenía un kit científico en su trailer. Se especulaba una relación amorosa con Howard Hughes donde Hedy aprendió de mecánica y hasta dicen ó dice ella, que ayudó a Hughes a mejorar un prototipo de avión más veloz. Sin embargo, la guerra continuaba y Hedy estaba preocupada por su madre quién huía del nazismo, entones fue cuando junto con su nueva pareja el músico y compositor George Antheil consolido una patente llamada “Sistema de comunicación secreta”  que fue una versión temprana del salto en frecuencia diseñada para construir torpedos teledirigidos por radio que no pudieran detectar los enemigos y así ayudar a las tropas estadounidenses a combatir a los nazis. Lamentablemente el prototipo fue ignorado y se le aconsejo a Hedy ayudar en una manera más adecuada a sus talentos, esta fue entretener a los soldados y reunir fondos para ejército de E.U.

Una historia interesante sin duda pero aquí entre “nos” creo que se trata de un documental mañoso creado por la familia de Hedy quién heredó su frustración en no ser reconocida por algo mas que un bello rostro. Me declaro fan de divas de la época de oro de Hollywood como Joan Crawford y Bette Davis pero Hedy deja que desear al tomar una postura intelectual cuando ni ella misma la tomo en serio, no se trata de reclamar a las limitantes de su época ni a su belleza pues las mujeres que han querido sobresalir sin uso de sus encantos lo han hecho contra corriente desde Juana de Arco hasta Nadya Riot, no hay excusas ni sentimentalismos.

Ya le conté del documental, no lo tiene que ver, estábamos mejor admirando a Hedy por lo que si supo desarrollar, su belleza.

L.F

Hedy Lamarr in Samson and Delilah (CC licensed image by Retrogasm_Flickr)

 

Bombshell_homepage

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s