Ni en estatua es bien recibido el sincretismo en Jalisco

Ni en estatua es bien recibido el sincretismo en Jalisco

Nallely Pérez

 Al igual que “Teresa soñando” de Balthus, cuadro expuesto en el Museo Metropolitano de Nueva York que por su supuesto mensaje pedófilo pidió ser quitado de exhibición vía una convocatoria cibernética, en la capital jalisciense existe una estatua que por ser considerada ofensiva a la religión católica, ha causado acciones virtuales y varias movilizaciones callejeras.

1.sincretismo[1]

El pasado domingo 17 de diciembre, Enrique Alfaro pasó a ser el otrora presidente municipal de la Perla Tapatía, y es que se destapa de nuevo precandidato para gobernador del estado de don Ramón Corona. El tocayo del preciso tuvo en estos últimos meses una mala campaña, una de las causas: la estatua “Sincretismo”, la cual hasta el momento ha convocado a seis actos de desagravio que exigen se retire la obra que fusiona a la Virgen de Guadalupe y a la Coatlicue. Ubicada en el pabellón de la Calzada Federalismo, entre las calles Juan Álvarez y Hospital, en el Barrio Artesanos, a escasas cuadras del Centro Histórico de Guadalajara y a contados metros en línea recta del Templo de Nuestra Señora del Refugio; la estructura metálica de 11 metros de altura ya luce, como el Cristóbal de la capitalina Glorieta de Colón, manchas de pintura.

2.sincretismo[1]

En tanto, el 12 de diciembre hubo otra manifestación en contra, la cual, a diferencia de las anteriores, una de ellas realizada sólo dos días antes; se caracterizó por el afán de los organizadores de dejar en claro cuál era su exigencia, al titular el evento “Marcha para que quiten a la Virgen de Guadalupe del monumento a la Coatlicue pagana”. El descontento no generalizado pero sí extendido entre una comunidad ultra fue inmediato; la última creación de Ismael Vargas, artista plástico que a inicios de 2017 exponía su “Redimiendo el vacío” en el Museo de las Artes de la Universidad de Guadalajara (MUSA), generó el 16 de agosto, a dos días de su develamiento, una petición vía internet para su remoción.

3.sincretismo[1]

La plataforma mundial para el cambio, change.org, no fue la elegida para la causa, su impulsor, Emmanuel Torres Rentería, el cual no es un tapatío promedio pues en algunos casos ha gozado de celestial fuero, optó por CitizenGo que, entre otras peticiones en nuestro país, ha solicitado en Zacatecas se vote en contra del matrimonio homosexual y que Televisa deje de transmitir la telenovela “Papá a toda madre”, así como que se rechace el aborto en Veracruz. La respuesta fue rápida, a escasas 48 horas de haber sido puesta en línea rondaba las 14 mil firmas a favor, hasta el 19 de diciembre la causa de retirar la “ofensiva” estatua sumaba 36,849 firmas, 2,128 menos que la petición hecha a Emilio Azcárraga Jean de sacar del aire una historia que cuenta entre sus personajes a un matrimonio homosexual. Como se observa, el revuelo que la pieza causó no se quedó en el activismo cibernético, salió a las calles; el primero de los desagravios se llevó a cabo el 26 de agosto.

El Cardenal Emérito, Juan Sandoval Íñiguez, más activo que Francisco Robles Ortega en función, hizo un llamado a protestar a través de su canal de YouTube al hacer el análisis “Virgen de Guadalupe vs. Estatua Blasfema, Sincretismo”. El Cardenal Presbítero de Nuestra Señora de Guadalupe y San Felipe mártir en Vía Aurelia que hace no mucho indicó los feminicidios eran provocados por subirse con cualquiera, apuntó que la obra de Vargas negaba el mensaje cristocéntrico e incluso explicó que, en realidad, no se trata de una estatua, ya que su autor no la esculpió con sus propias manos al haber sido diseñada industrialmente. Videos similares han sido hechos por feligreses, y hasta el actor Eduardo Verástegui, ese mismo que se barajara hace un par de semanas contendría como precandidato presidencial de un partido nacido de encuentros sociales, se subió al tren al acudir el 11 de noviembre al cuarto acto de desagravio y hacer un llamado personal al ahora ex alcalde de Tlajomulco y Guadalajara, de revocar tal blasfemia.

4.grafittiTapatio[1]

Cuando a Avelina Lésper se le pidió su opinión al respecto apuntó escueta “los fanáticos se niegan a entender”; en tanto Alejandro Solalinde no vaciló en afirmar que se trata de “una obra maestra”, definición que hasta el momento ninguna de las otras esculturas que forman parte del Programa Arte Público en Guadalajara ha tenido. El proyecto que el ayuntamiento de la capital jalisciense impulsó en 2017 y que sigue en marcha no ha recibido en general una buena acogida de la ciudadanía, para muestra la desaprobación que “Pluma”, develada el 31 de julio en el camellón de Las Américas y Pablo Neruda en la colonia Providencia, causó entre la progresista comunidad tapatía que se indignó por el homenaje a los periodistas y escritores caídos materializado en una enorme y burda pluma de 900 kilos y 1,393 millones de pesos, obra de Pedro Escapa.

Al conjunto de esculturas esparcidas por Guadalajara y su zona metropolitana, donde algunas de las piezas fueron colocadas al haber sido obsequiadas a municipios colindantes, se unieron el sábado 16 de diciembre, penúltimo día de Alfaro como edil, quien cedió el manejo de la alcaldía a Enrique Ibarra, “Cubo Torcido” de Gonzalo Lebrija en el Parque Metropolitano de la ciudad y “Árbol Adentro” de José Fors en el cruce de las céntricas Independencia y Juan Manuel; ésta última, la cabeza colosal diseñada por el ex vocalista del grupo La Cuca es en realidad una maceta misma que también generó descontento, sus más de cinco toneladas pueden incluso ser peligrosas, ya que se sitúa arriba de donde pasará la esperada Línea 3 del tren ligero aún por inaugurar. Sin embargo, no hubo marchas en su contra, hasta ahora “Sincretismo” ha sido la única pieza escultórica de reciente adquisición que los oriundos de la Perla de Occidente han creído necesario rechazar activamente en vano.

La llegada del 2018 no parece dar tregua al descontento que la colosal pieza provoca, el 11 de enero Sandoval Íñiguez reiteró la repulsión que la obra plástica le ocasiona; los desagravios ante su presencia en el camellón de la Calzada Federalismo aumentan, ya suman siete, así como también por el resto del mundo se multiplican los casos de censura al arte, tal es el sonado caso de las celebraciones del centenario luctuoso del expresionista vienés Egon Schiele, a cuya obra al ser tildada de pornográfica se le ha colgado su correspondiente hoja de parra. Mientras el calendario sigue su curso, y la Arquidiócesis tapatía da a conocer contrapropagandistas encuestas respecto a las elecciones presidenciales del próximo 1 de julio, resta saber qué actos caracterizarán las sucesivas protestas en contra de la mencionada estatua sincrética, cuyo número de firmas en favor a su remoción ha sumado 52 adheridos a la causa en las últimas ocho semanas.

 

 

 

Deja un comentario