HORRIBLE PUBLICIDAD HORRIPILANTE

HORRIBLE PUBLICIDAD HORRIPILANTE

Claudio Acevedo

Querido follower:

En términos generales, buena, alguna excelente, la cerveza Made in Mexico.

No me costó mucho, a mi regreso de Londres —ya le confié a usted por qué: o regresaba o no había herencia—, sustituir, con las embotelladas nacionales, las de barril —¡ah, esa blak!— de mis pubs preferidos.

Pero, la verdad verdacita, no se miden los publicistas de las “cerbatanas” patrias. ¿Qué se beben, meten? ¿Ya vio usted, por ejemplo, uno entre varios, los últimos anuncios de la cerveza Victoria?

Gargantas con ojos, lenguas bífidas, diversos tipos de chiles, lenguaje dizque poético aunque más rapero pinche que otra cosa, faje, el ballet de Amalia Hernández, pirotecnia, mexicanidad, surrealismo de quinta.

La neta, la neta, ¿a qué diablos le atoraron los “creativos” fautores del desaguisado?

Cambiemos de tema.

Le comparto las medidas e imágenes de Silvia Caruso: italiana por supuesto, con aire a los Ana Serradilla, 84-58-86. No hace mucho lució su palmito por las playas de Tulum.

2

 

1

4

Dirección:

@silvialicius

3

 

5.png

Deja un comentario