La Condechi en ruinas

La Condechi en ruinas

Hace algunos años, no muchos, celebré junto con mi esposo un año nuevo en un departamento en la Ciudad de México, ubicado justo en la esquina de Av. Parque México y Chilpancingo. Esa noche estuvimos bailando, celebrando y tomando varios tipos de mezcal, desde finos hasta aguarrás puro. No conocíamos a nadie salvo al amigo que nos invitó, quien muy amablemente nos hacía plática cuando la chica a la que quería conquistar le dejaba algunos minutos. Mi relación estaba pasando por momentos difíciles y recuerdo que mi amigo me susurró al oído que no dejara ir a ese hombre tan especial que tenía a mi lado. Recuerdo también que había un perro dóberman que se pasó vomitando toda la noche y que su dueño no lo pelaba, por lo que su enfermedad se hizo parte de la decoración celebratoria. Como habíamos bebido decidimos dejar el coche estacionado en la calle del Parque, todavía no había parquímetros, y nos regresamos caminando al departamento que rentábamos en la calle de Fernando Montes de Oca casi esquina con Tamaulipas. La Condesa estaba en su apogeo, momentos antes de ser invadida por centenares de negocios tipo Playa del Carmen, de drogas y después por juegos de niños y familias mamonas. Mi marido se enfermó terriblemente del estómago y yo, milagrosamente, quedé ilesa a pesar de haber bebido también esos alcoholes del 96 disfrazados en botellas de mezcal. Eran tiempos difíciles, de absoluta y total crisis treintañera pero repito, la Condesa se sentía sana, especie de fantasía neoyorkina-europea mía y de todos los hipsters y turistas instalados ahí.

PAU

Hace algunos días, después de casi un año de no venir a la Ciudad de México y de haber presenciado el temblor del 19 de septiembre sólo por televisión, decidimos volver con nuestra hija a la colonia y echar un vistazo. Estacionamos el coche al lado de un edificio circular enorme, ahora vacío, en la esquina de Av. México y Citlaltépetl. Al entrar al estacionamiento público me di cuenta que del otro lado estaba aquél mismo edificio en forma de barco donde habíamos celebrado ese memorable año nuevo y tremenda sorpresa me llevé al verlo a punto de derrumbarse, con un mísero cordón amarillo adhesivo ¨protegiendo a los peatones¨. Me dio escalofrío al pensarnos ahí, celebrando, con nuestra crisis matrimonial, antes de ser padres, sin idea alguna del deplorable estado físico del edificio, el cual seguramente venía cargando grietas desde el temblor del 85, pero que por irresponsabilidad pura seguía estando en uso. Y me imagino que lo mismo le ocurrió a casi todos los edificios dañados, el Basurto, otro de ellos, igualmente acordonado por un frágil listón amarillo, varios en la calle de Ámsterdam, la cual parece un río revuelto con olas que suben y bajan más que una plancha sólida capaz de sostener inmuebles. Me causó mucha impresión ver en vivo los daños sufridos en la colonia, me quito el sombrero en reverencia a los que se han quedado, a los que nunca se han ido, como mi tío pintor Arturo Rivera, parroquiano fiel, los dueños de negocios que siguen en pie de guerra y las familias mamonas que pasean a sus niños en carreola caras en esa frágil pero aún hermosa zona. No creo que lo ocurrido vaya a matar a la colonia, como lo hizo en el 85, se ha invertido mucho dinero y las hordas de turismo hipster se ven saludables, pero para mí la Condesa se ha convertido en el lugar de mi juventud, vivida a edad ya medio madurita, pero vivida. Ahora que soy madre, vuelvo a percibir la Condesa como lo hice de niña: triste. Me dan curiosidad otras zonas, como Polanco, colonia en la cual viví al salir de casa de mis padres cuando tenía 20 años, pero que dejé a los 22, cuando me mudé a Canadá. Esa colonia siempre me ha parecido feliz.

P. R.

 

 

 

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s