EL TORONTO STAR

IMG_3839

AGENDA URBANA

EL TORONTO STAR

Fue a mi hijo Adrián a quién se le ocurrió, en una de en nuestras correrías, una temporada en Toronto de escritor full time. Ya adelanté el cuadro en crónica previa. Resides en Little Italy o Yorkville o The Beaches (o, en plan exótico, en los linderos de China Town para dedicar tiempo al GAO y ahondar en el Grupo de los 7, hasta donde sé, quizá la única generación artística canadiense). Me lo he tomado en serio.

Cada día, en casa o en un café cercano, abriría con la lectura del Toronto Star.  “The Most Read Daily Newspaper in Canadá”.

Si reservo algún artículo, lo retomaría por la noche en The Oxley, pub con toda la barba, en 121 Yorkville Avenue, o en el Bar Raval en el 505 de la calle College, trozo de Barcelona.

Periódico, el Toronto Star, que declara el divorcio (por conveniencia) entre la Sección Informativa y la Sección Editorial (opinantes de fijo e invitados). La política de comentarios no toma en cuenta el contenido periodístico propiamente dicho. Se guía por el respeto a los principios fundadores y a convenciones liberales, de las cuales, sin embargo, no se siente prisionera. Una diaria discusión del grupo fija los ítems, con el claro propósito de promover tales principios y convenciones, e influir en los tomadores de decisiones.

¡Lo contrario de un diario mexicano en el que la INFORMACIÓN está sometida a la OPINIÓN!

Adelanto un ejemplo, actual, la edición del 7 de julio de este 2017, año enrevesado y mundialmente del puritito carajo.

IMG_3953

–0–

En la primera plana, la bienvenida de Angela Merkel al pendenciero Donald Trump. Hamburgo, Alemania, reunión del G20 que atrae a los globofólicos (no dice globofálicos) como la miel a los osos. Titular: HANDSEL & MERKEL. Fotografías de los mandatarios dándose la mano, lo que no había ocurrido en el encuentro en Washington (con el correspondiente crédito al fotógrafo, Michael Kappeler, y a su agencia). Histórico, se supone, “handshake”.

En el plano local, señaladamente, la nota sobre la bronca de los 29,000 miembros de la Ontario Medical Association sobre límites de publicidad y privanza de datos personales. El único anuncio es el del estreno de la nueva aventura del Hombre Araña.

 

IMG_3845

–0–

En la página 2, “News”, la corresponsal en Londres, Rosie DiManno, aborda indirectamente uno de los temas de nuestro tiempo, el de género, gendre  (y extraña que no haya levantado ámpula en su más ortodoxo dominio: los géneros literarios). Titular: EXPLORING THE DEBATE AROUND EROTIC ROBOTS.

Encabeza el artículo la fotografía de una muñeca robótica de tamaño natural vestida (¿o desvestida?) de lencería, negra como la peluca. La imagen fija es de Robyn Beck, de AFP Getty Images. Pie de foto: “Academic wonder whether robots will change society’s perceptions of gender. So far, however, stereotypes are driving the market”.

El acicate es un reporte a tres manos presentado en la capital británica: “Our Sexual Future With Robots”; encargado por el The Foundation for Responsible Robots, y ocupado en 7 áreas de discusión, a resolverse en el término de diez años. ¿Ciencia ficción?

Áreas-preguntas. ¿Se puede tener sexo con un robot? ¿Qué clase de relación se puede tener con un robot? ¿El sexo con robots funciona? (las muñecas mecánicas como la de la foto con lencería, pegan con tubo en Japón). ¿Cambiará el sexo con robots la percepción social sobre el género? ¿Incentivará la soledad? ¿Tiene fines de terapia? ¿Reducirá el índice de criminalidad?

 

IMG_3795

–0–

Siguiente página: SUMMIT OF DISCONTENT / “German police clash with violent demostration in Hamburgo on eve of G20 meeting”. Fotografía de la lente de Alexander Koerner: pleito callejero, policía de pie, revoltoso en el suelo. Leyenda: “Dozen of police officers were injured in confrontation with 12,000 anti-capitalist protesters dubbed ‘G20: Welcome to Hell’. Otra fotografía: Merkel y Putin.

La página 4, WORLD, mira a Corea del Norte y las tensiones que desatan su ICBM, vaya, Intercontinental Ballistic Missile. Mira, también, a México, breve nota sobre los 28 asesinados en una cárcel de Acapulco, Guerrero Mártir. Mira a Atlanta, Estados Unidos, donde una mujer ultima a su esposo y a cuatro hijos.

El tema de las cárceles mexicanas, debería interesar a colegas del de la voz, expertos y expertas en Aschwitz, a partir de su triple condición: campo de exterminio, infierno y ghetto.

IMG_3858

–0–

Sirva lo anterior de probadita. En mi imaginaria residencia temporal en Toronto, me apresto a escribir unas horas, comerme un sándwich en un parque y, por la tarde, recorrer Dundas St. Y asomarme, en College, a la librería Balfour. Sólo apunto que la sección GTA del Toronto Star, contiene una de las páginas que, en los 70’s, adoré en la prensa británica: DEATHS, MEMORIAL, BIRTHS. Género (servicio social), ay, ayayay, en extinción.

IMG_3895

–0–

Y hablando de periódicos, el principal de la comunidad portuguesa, tiempo hace mucho arraigada en Little Italy (su centro comunitario, Luis de Camoes, se alza frente al Gato Nero, el Portuguese son, destaca 150 AÑOS. HAPPY BIRHDAY CANADA, celebración laica que se mezcla con la religiosa de las “Festividades do Divino Espírito Santo”. Y en 24 HOURS TORONTO, del miércoles 5 de julio, Sabrina Maddeaux escribe sobre “Urban isolation interrupted”, el fenómeno de la soledad que acarrean los “condo communities”. Esos ghettos, tercio, que en el Distrito Federal, ya los jodidos de interés social, ora las Torres Be Grand, reúnen almas aisladas con la sola compañía del gato, el perro o el iPhone…

IMG_3905

–0–

Hasta aquí el más reciente tour canadiense.

 

 

Fotografías: Adrián Curiel.

Deja un comentario