HORRIBLE PUBLICIDAD HORRIPILANTE

Claudio Acevedo

 

1

 

Querido follower:

Como ya se avecina el retorno a clases de la SEP, sus geniales “creativos publicitarios” se sueltan el pelo. Y vuelven a incurrir en presunto abuso de menores. Nostálgicos de Chiquilladas (pero también de Los niños catedráticos), ponen a vocecitas masculinas y femeninas a disertar sobre sus manifiestas vocaciones (la lectura, el deporte, las matemáticas, las ciencias); y, por el calculado camino, a lanzar loas a la Reforma Educativa, esa ensoñación, esa añagaza burocrática. Inocentes como son (eso creo), tienen que proferir mensajes y contenidos adultos, como la dirección electrónica del “Nuevo Modelo Educativo”. Menos mal que, tan pequeñitos, no les da esta vez por filosofar sobre el aprender comprendiendo y otras modernidades pedagógicas pescadas aquí y allá. El cacareado modelito no equivale, en educación elemental, tan requerida de Juego pero también de Memoria (su hora inicial, la de soltar su músculo), a la Escuela Nacional Preparatoria, a la Universidad Nacional de México, al Colegio de Ciencias y Humanidades, a la Universidad Autónoma Metropolitana.

También ha reaparecido la difamación contra los tres tipos de puntos, que si los “creativos publicitarios” de la SEP supieran manejar, nos ahorrarían su horrible publicidad horripilante.

¡Ah!, y el dale y dale que “Lo bueno cuenta”. ¡Uuuffffffffffffffffffffffffffffffffffffffffffff!

Corte.

Aparición femenina.

Se llama Andrea y se apellida Duro. ¡Duro Andrea, duro! Casi uno setenta de estatura, madrileña, apenas 26 años, versátil: lo mismo actriz y modelo que luchadora social (causas a las que de antemano me suscribo).

Pero no se ilusione “follower” con Andrea Duro. Sólo los chícharos de nuestro Javier “Chicharito” Hernández truenan.

Conténtense con mirarla.

¿Dirección?

@andreaduro

Deja un comentario