Sobre la Muerte de Pasolini

 

Sobre la Muerte de Pasolini

Miguel Álvarez Gaxiola

OPERADOR:       Rúbrica…

LOCUTOR (A):    —Apropósito de la muerte de Pier Paolo Pasolini el primero de noviembre de 1975, que como ya sabemos, el poeta, escritor y cineasta fue asesinado a la víspera del “día de los muertos” en los alrededores de Roma por un joven de 17 años.

En la última semana de noviembre se ordenaron importantes medidas a cerca del caso, resulta que ahora corresponde a la Corte de Apelación de Roma llevar el expediente y no al Tribunal de Menores como se hizo en un principio. No obstante que este nuevo procedimiento tiene por objeto profundizar hasta el máximo las averiguaciones acerca del crimen, no se han obtenido hasta la fecha o al menos hasta los días en que se comenzó a escribir esta crónica para ustedes, ningún elemento nuevo que esclarezca la naturaleza del crimen, o más bien dicho los motivos.

1

Mientras tanto, e independientemente de los resultados de la sabia encuesta; Italia, Europa y el resto del mundo que recibió la noticia como el final de una historieta vulgar, digna de nota roja, se quedaron con esa falsa imagen de la verdad, pues según el reporte de la policía basada en las declaraciones mismas del asesino se contó que un muchacho de 17 años conoció al realizador en Roma, juntos fueron hacia el mar, a unos cuantos kilómetros, aun dentro de los alrededores de Roma, cuando el realizador le hizo insinuaciones, el muchacho respondió con golpes, dejando a Pasolini semi-inconsciente, después para rematarlo le pasó el automóvil por el cuerpo y el rostro. Un montículo de carne y huesos ensangrentado encontraron al día siguiente sobre la carretera junto a la playa desierta. Así pues el asesinato se divulgó como un típico crimen de costumbres. Como si el asesinato de un homosexual fuera más ambiguo que el de un hombre normal. Enseguida de la escandalosa noticia reinó un insoportable silencio, a no ser de vez en cuando roto por referencias chocantes, de las cuales voy a citar una que muy particularmente me llamó la atención, porque bien a sumarse a los que creen que el crimen queda comprendido dentro del marco de las costumbres  pasionales o como ellos mismos le llaman, “amores prohibidos”. Resulta que el día 23 de noviembre, en el suplemento de un periódico de Milán, dentro de su sección “La lectura del domingo”, se publicó un capítulo de la biografía de Johan Joachim Winckelmann, nombrado padre de la Arqueología Moderna, pero lo que más nos sorprendió es el título de la cabeza del artículo que cubriendo toda la página, se presenta de esta manera: “Doscientos años antes de la tragedia de Pasolini J. J. Winckelman fue muerto violentamente en un Albergue de Trieste, propiedad del aventurero con quien había estrechado una relación homosexual».

Me parece que usar el nombre de Pasolini, a unos cuantos días de su muerte, para fines publicitarios sin desarrollar el tema Pasolini, y a priori a la verdad de los hechos, es el más triste homenaje que un suplemento cultural pueda dedicar a un poeta y además a un ex colaborador de tan conocido diario milanés, pero como habíamos dicho el mundo dirigió la noticia de esa manera, por lo tanto no nos extraña nada.

2

Por otra parte, el novelista Alberto Marovia, amigo íntimo del cineasta, solía describir a Pasolini como un hombre de músculos de acero. También María Antonieta Macciochi, intelectual italiana, escritora y amiga de Pasolini, lanza una enérgica protesta; según ella, Pasolini era un hombre demasiado fuerte físicamente para haber sido muerto por una sola persona. Además, Maccioqui sostiene que poco importa la edad del asesino, si este joven de 17 años representa un símbolo de venganza, porque a Pier Paolo Pasolini no se le perdonó su combate por la libertad artística, política y sexual, lo mismo arremetió contra la línea ortodoxa y revisionista del Partido Comunista Italiano, que contra lo que Pasolini delató como a los nuevos fascistas enmascarados en el Partido Demócrata-Cristiano, y dada la importancia que Pier Paolo Pasolini había alcanzado en los últimos meses, no sólo por el tema delicado que seleccionó para su nuevo film, en el que delata el fascismo incrustado en la sociedad actual de consumo de su país, sino porque también ataca la verdadera pornografía desvergonzada y sin imaginación…

3

Y dadas sus crónicas que sostuvo regularmente en el Corriere de la Sera durante las últimas semanas, donde toma partido contra el aborto y la droga, tabús de la explotación política a derecha y a izquierda…

Dado pues el peso de sus enormes conocimientos sobre la realidad italiana del momento, se ganó la proscripción, el marginamiento y la enemistad de ciertas casas privilegiadas de la sociedad, y como un Sócrates, nada más que Pasolini revolucionario, fue condenado a la fatalidad.

 

Créditos de las imágenes:

Foto 1

Tomada del blog de Luis Antonio de Vilanueva, http://luisantoniodevillena.es/web/wp-content/uploads/PASOLINI1.JPG, consultada el 2 de agosto de 2017.

 

Foto 2

Tomada de Verba Volant, de Monica Zornetta, https://monicazornetta.wordpress.com/, consultada el 2 de agosto de 2017.

Foto 3

Tomada de El Telégrafo, http://www.eltelegrafo.com.ec/noticias/cultura/7/muestra-de-pier-paolo-pasolini-se-exhibe-en-cuba, consultada el 2 de agosto de 2017.

 

 

 

Deja un comentario