AGENDA URBANA/CANADÁ EN VIVO

IMG_3918

 

Canadá cumplió el sábado 1° de julio 150 años de país independiente (aunque parte del Commonwealth británico). He visitado el país reiteradamente debido a Paula, quien migrara hace ya la friolera de once años. Vivió primero en Vancouver, que la verdad me encantó, un Acapulco con sierras nevadas, y con la gótica Isla Victoria a unas brazadas de travesía, y ahora en Toronto, que tiene lo suyo (y de sobra).

 

Fernando Curiel

Lo conozco hace 48 años. Adrián Curiel Rivera, narrador excepcional, Doctor en Letras y en un tris Doctor en Derecho, autor voluntariamente descolocado del Crack, su generación. Padre de Mateo y Martina. Viven en Mérida, Yucatán, esa península mexicana (por supuesto) pero universo aparte (cultura, lengua, cocina, geología incluso).

IMG_3732

Viajamos a Canadá, a conocer a la hija de Paula, hija mía y hermana de Adrián, nacida apenas el pasado abril. Paloma Ciccoretti Curiel. Que yo recuerde, Adrián y yo no abordamos juntos un avión desde que lo hicimos de Madrid, donde él vivía, a Londres. Ahí residimos una larga temporada a principios de los 70’s, él de tres años. Pretexto que ni mandado a hacer: la última entonces redición (confío que no lo sea, pero como anda el mundo editorial mexicano no lo dudo) de mi Vida en Londres. En viaje sentimental, esos que recomendaba Sterne, recorreríamos los “lugares de la memoria”. Kings Road en Chelsea, Saint James Park, Trafalgar Square y un etcétera de nunca acabar. En otra ocasión recordaré el viaje que junto con él y Paula hicimos a Andalucía, entre vaharadas de una canícula histórica.

Canadá cumplió el sábado 1° de julio 150 años de país independiente (aunque parte del Commonwealth británico). He visitado el país reiteradamente debido a Paula, quien migrara hace ya la friolera de once años. Vivió primero en Vancouver, que la verdad me encantó, un Acapulco con sierras nevadas, y con la gótica Isla Victoria a unas brazadas de travesía, y ahora en Toronto, que tiene lo suyo (y de sobra).

–0–

Le llevo a Paula los primeros ejemplares de Hojas de Maple. Miel de agave, selección de sus crónicas méxico-canadienses “subidas” a este blog, “Puño electrónico” (y segundo de sus títulos en nuestra colección artesanal Dares y tomares que dirige Rolando Morales). A Paloma una sonaja obra de la artesanía platera de mero Taxco, mi pueblo de adopción. A Jerry, el papá, adorador de México (incluidas la Lucha Libre y la filmografía de El Santo dirigida por mi tío Federico), música grupera. Cuento con la promesa de Adrián de leer durante el vuelo (le sobrará tiempo) mi libro, también sello D&T, FC, confidencial.

Yo estoy adscrito, en la UNAM, a dos seminarios, el de Edición Crítica de Textos y el de Historia y Memoria Nacionales. En este último elaboramos una metodología para el análisis de las Fiestas Patrias (ya lo aplicamos a 1910 y 1921, lo estamos aplicando a 1960). Resumo, follower. Política de la memoria. Organización. Programa. Héroes y Villanos. Obra pública conmemorativa (¿de dónde cree usted que salieron El Ángel de la Independencia, el Hemiciclo a Juárez, El Palacio de Bellas Artes?). Registro oficial del guateque.

Sin perder de vista que toda Fiesta Patria es fiesta oficial, celebración del Poder en turno. Ni dejar de considerar que fundamental es el estudio del contexto particular (a Porfirio Díaz, tan fiestero, se le armó la Revolución Mexicana, y a lo más que llegó el primitivo —soldadito jugando a la guerra— Felipe Calderón, en 2010, fue a la Estela de Luz, oprobio y fraude urbanos).

IMG_3924

En México, el sábado 30 de junio la Embajada Canadiense celebró un día antes el acontecimiento. Ahí estuvo, el ya bastante mayorcito Secretario de Energía en representación del gobierno federal, que más parece agencia de ventas que almácigo de estadistas. Vocero de Donald Trump, confirmó que se construirá un oleoducto, bajo el Muro, con destino a Tamaulipas, en estado de guerra. A la pregunta de una reportera de que sí, en efecto, la instalación pasaría bajo el muro, contestó impaciente, majadero, que ni modo que por arriba (y pensándolo bien, ¿por qué no?). La majadería del “Secre” desplazó una noticia en verdad llamativa. Que la inversión canadiense en energéticos anda por el 30% y que los viajes mexicanos se han incrementado en un 60%.

Viajamos por Air Canada.

Yo llevó en las faltriqueras Propaganda, el libro de Edward Bernays, el creador de la relaciones púbicas e innovador de la publicidad (no de balde era nieto de Sigmund Freud), y El tiempo de las mujeres, novela del español Ignacio Martínez de Pisón. ¿Y eso? Es que, al igual que a mi colega en este blog, Claudio Acevedo, me interesan las malas artes de la publicidad. Y yo rato llevo obsesionado por intentar penetrar al Gran Poder, el mundo femenino; del que por cierto se exhibe el botón de muestra Las hijas de Abril, de Michel Franco, precoz observador del fenómeno que a mi juicio está marcando el siglo XXI mexicano, el urbano por lo menos. ¿Qué exhibe su deuda con Almodóvar? ¿Y por qué no? Aunque habría que agregar a Allen, Woody.

Vuelo on flat. Nos esperan Paula & Jerry & Paloma. Hotel Hyatt Park, a un paso de Blurr, calle-eje de Toronto, y del que fuera el Village de los 60’s, Yorkville (hoy se compararía con La Condesa, o mejor, Nuevo Polanco). Y a tiro de piedra la Iglesia del Redentor, el espectacular ROM y El Paseo de los Filósofos ya encaminados al campus de la Universidad de Toronto. Barrio que se promete como el más constante: Little Italy, donde moran los Ciccoretti Curiel.

Ya en el vuelo de regreso, me impondré de los festejos oficiales del 150 aniversario en las páginas de Hello Canada!, núm, 563. Justin and Sophie Trudeau, anfitriones del Príncipe de Galés y de la Duquesa de Cornwall, vaya, Carlos y Camila. En el papel de Gobernador General de Canadá: David Johnston. En Londres, la Reina Isabel portó el broche —platino y diamante— con la hoja de maple que perteneciera a la Reina Madre: modo de participar en los festejos de una Independencia, digamos, semi-independiente. No faltarán comentaristas que adelanten el escenario de una Inglaterra con un nuevo Rey, Charles por supuesto, y los posibles caminos para Canadá.

El lunes 10 empezará para el par de mexicanos recién desempacados, la aventura de Toronto de la mano de experimentados guías. Jerry, ítalo-canadiense; Paula México-canadiense.

IMG_3954

–0—

Historia. El 1° de julio de 1867, se firma el Acta del Norte Británica que crea la Confederación del Canadá, bajo el título de Dominio. Lo integran cuatro provincias: Nuevo Brunswick, Nueva Escocia, Ottawa y Quebec. En 1870, se integra la Confederación Manitoba; en 1871, la Columbia Británica; y en 1873, la Isla del Príncipe Eduardo. En 1877 se inaugura el Canadian Pacific Railway, transcontinental.

Escenario europeo trasladado a América, desde el arranque se bifurcan Inglaterra y Francia, tanto que Quebec (célula dormida) aspira a la secesión. Este es el marco de la visita al Canadá Francés de mi General Charles De Gaulle, en los 60’s; en el viaje de vuelta hará escala en México armando gran revuelo (Carlos Fuentes y compinches del Medio Siglo reservarán habitaciones en el Hotel Majestic para atestiguar la gran concentración programada en pleno zócalo de la Ciudad de México).

CONTINUARÁ.

 

Fotografías de Adrian Curiel.

Deja un comentario