Especial

 

 

encabezado19maestro

ESPECIAL

El hombre jamás debe tener vergüenza de valerse de

los conocimientos que otro le facilita

 

El Sr. Halsey, profesor de la escritura, al volver a expresar su gratitud por la continuación del muy liberal patriotismo que le ha sido dispensado durante su permanencia en esta ciudad, por muchas de las distinguidas familias e individuos de este ilustre y benévolo vecindario, cree de su deber el informar a sus amigos y a todas las personas deseosas de adquirir un arte tan importante en todo tiempo, como el de escribir una letra elegante y expedita, que es su intención demorarse en esta ciudad solo algunas semanas más, y de consiguiente aconseja a aquellos deseosos de tomar lecciones, hagan aplicación con la anticipación posible.

El Sr. Halsey observa que todos deben conocer la grande importancia y necesidad de escribir una letra hermosa y corrida, y está satisfecho de que muchos están convencidos, por la experiencia, de la grande perfección que se puede adquirir en pocas semanas por su método de enseñanza, se cree que aquellos que se valen de la presente ocasión de obtener una letra mercantil, arrogante y permanente, nunca tendrán por que arrepentirse en algún tiempo futuro; al contrario, una letra hermosa y suelta, es de la mayor satisfacción e importancia a todos, y siempre es mirada con admiración.

Es la intención del Sr. Halsey dar a todos los que se ponen bajo su instrucción, una letra inglesa, gallarda y desembarazada; el tiempo que generalmente se necesita para hacer esto, es el de VEINTE LECCIONES de una hora cada una, nada importa lo agarrotado que escriban al principio. Los progresos hechos por personas de ambos sexos de esta ciudad, en un curso de lecciones, y también varias muestras de su propia letra, se podrán ver por todos los que se dignan concurrir al establecimiento, aseguran la certeza de la adquisición de este útil arte con el corto espacio de veinte días.

Las horas de instrucción están arregladas desde las siete de la mañana hasta las ocho de la noche para la mejor comodidad de los discípulos. A las señoras se podrá dar lecciones en sus propias casas si se avisa con tiempo.

Se hallan de venta en el establecimiento, tinteros de vidrio, llenos de tinta inglesa de muy superior calidad, de dos y medio reales uno, igualmente unos ejemplares de libros de muestras para marcar y bordar, publicado por el Sr. Halsey, y dedicado al bello sexo, con idea de enseñar el útil y provechoso arte de marcar y bordar, y también de marcar con tinta china, en lienzo, seda, etcétera, etcétera; contienen cinco hermosas laminas que manifiestan diferentes estilos de bordados, diversos caracteres de letras, dioses de la antigüedad, flores, etcétera, etcétera, con sus correspondientes explicaciones y significaciones, a 2 pesos cada ejemplar.

El sr. Halsey tiene su establecimiento en el portal de Agustinos No. 2.                   5-1

recorte (1)

Agradecemos la pista y rescate a Guadalupe Curiel Defossé

«El hombre jamás debe tener vergüenza de valerse de los conocimientos que otro le facilita», en El Siglo Diez y Nueve, año I, número 18, lunes 25 de octubre de 1841.

http://www.hndm.unam.mx/consulta/publicacion/visualizar/558a3dd97d1ed64f171523d8?intPagina=4&tipo=pagina&anio=1841&mes=10&dia=25

 

El Siglo Diez y Nueve

 

 

 

 

Deja un comentario