HORRIBLE PUBLICIDAD HORRIPILANTE

HORRIBLE PUBLICIDAD HORRIPILANTE

Claudio Acevedo

Me cae bien Fernando Curiel, mi colega en este blog, “Puño electrónico”. Y no es coba porque fue iniciativa suya la de que me invitaran a colaborar, con todo y título de la sección, dedicada a la HORRIBLE PUBLICIDAD HORRIPILANTE del gobierno, los partidos y partiditos y los organismos disque autónomos (¿qué le ha parecido, follower, el IFE, que no contento con su impecable arbitraje en el Estado de México y en Coahuila, lanza ya 600 mesas de diálogo en toda la República?). Tentado he estado de escribirle a su e-mail (ya lo conseguí), para, en correspondencia, invitarle un café (yo, so sorry, mis “maltas” de Escocia) en mi pent-house de Picacho (antes de que me mude de este Neo-Ixtapalapa).

No nos conocemos todavía, pues. Pero coincidimos en Londres a principios de los 70’s. Él, afanado en sus dudas profesionales (existenciales). Yo, con dedicatoria a mi odioso padre, en el cuerpo a cuerpo de la industria cinematográfica “Sólo para Adultos”. Él auto-becado y yo ganando no muchas libras (mano, digo, carne de obra barata) pero con la cuenta en Barclays Bank que mi madre supo cómo facilitarme.

Sé que pronto cumplirá años (me lleva dos). He aquí mi presente. Doble. Una mini entrevista que hace poco le hiciera Samantha “Sama” Soto, jovencita egresada de la Ib (Iberoamericana); y una fotografía que llegó a mi poder así como así.

—0—

LA ENTREVISTA

– ¿Qué se siente ser autor de libros que, después de publicarse, y a lo mejor conocer una o dos reediciones, desaparecen de la faz de las librerías?

– Padre.

– ¿Usted, un filólogo ya madurito, diciendo padre?

– Corrijo. Padrísimo.

– ¿Eso quiere, ser un autor “de culto”?

– ¿Por qué demontres no? ¿O cree usted, bella damisela, que en México se adquieren libros como cafés en Starbucks, y que ya pagados, se leen? Mi entrañable tocayo, Tola de Habich, que no sé por qué no sigue en Santa Rita Tlahuapan, ahora que jala tanta prensa la insurrección huachicolera de Puebla, solía decir: “La industria editorial mexicana que española que es alemana que es trasnacional”. Y ni así.

– Me confunde. Ya que a citas vamos, ¿no afirma usted que lo que mata al artista es la Inmortalidad? ¿No le importa la Fama?

– Artistas escritores ya no existen, ni aquí ni en China. En cuanto a la Fama, por supuesto que la amo. La joda es el “medio”. Ya no estamos, entérese usted, en los 60’s.

– ¿Dejaría de escribir?

– Ni Dios lo quiera.

– ¿Entonces?

– Mire usted, nada está escrito… Digo, para no salir de la página. ¿Y si la burocracia, agotada ya la veta de los “homenajeables”, fuente de su legitimidad presupuestal, un buen día me “descubre”? ¿Y si algún editor temerario, hasta la madre de tanta devolución de las mesas de novedades, me juzga mercadería segura con vistas a la próxima pasarela, perdón, Feria Internacional del Libro de Guadalajara? Créame, todos estamos expuestos.

– ¿Le sirve de consuelo?

– De consolador.*

*Revista Desfiguros, “lo que oculta Quién”, núm. 1715, marzo 2017, p. 12.

 

LA FOTOGRAFÍA*

IMG_1440

 

*Pintura del saco raya de gis y fotografía de Priscilla Pomeroy.

Deja un comentario