La La Rifa, La La Land.

Ciudad de estrellas… Brillas solo para mí?

Intolerante al celuloide palomero, con armamento anti melcocha y corazón de piedra, así sucumbí a La La Land. Ya pasado el furor oscareño me atreví a ver esta película que inicia mal, muy mal pero al final, dolorosamente se acerco a mi propia verdad y es así señoras y señores es como el corazón se rinde ante la verdad, te extraño. Todo pudo ser, fue, y ahora? Técnicamente me recordó un poco a la tragedia chillante de Moulin Rouge con un toque artístico de Pleasent Ville y la influencia cursi de High School Musical pero aun así, profunda. Carajo! Buena película, si reconocemos el sub texto que denuncia como en los dos miles ya nadie tiene tiempo para el romance, donde un mensaje de whatsapp basta para decir al menos, aquí estoy, La La Land refleja un mal que abunda en las relaciones de hoy en día, yo primero, yo segundo, yo… Finalmente, se agradece el soundtrack original (impecable) y la suprema  visita de John Legend.

images (4)

d527213c098d32429f05f86d06a70c55

Deja un comentario