CRÓNICA URBANA / “PUÑO ELECTRÓNICO” CUMPLE UN AÑO

CRÓNICA URBANA / “PUÑO ELECTRÓNICO” CUMPLE UN AÑO

Fernando Curiel

Distraigo un minuto, tres a lo sumo, su atención.

Gracias infinitas por asistir, esta tarde-noche, al primer aniversario del blog “Puño electrónico” www.artgraffitieditorial.com.

“Puño electrónico” nace de un cortejo de circunstancias.

Mi reacción a la empecinada negativa del Fondo de Cultura Económica de publicar, a sus 25 años, la tercera edición, revisada y ampliada, de mi libro Navaja, que juzgo entonces y ahora vanguardista. Comprendí lo de falta de recursos (tan cierta, que la histórica casa se ha visto obligada a cerrar librerías). No me convenció lo de que Letras Mexicanas no reeditaba títulos ajenos. Vean, si les interesa, el artículo “Mis problemas de forma con el Fondo”, aparecido en El Financiero.

¿Por qué no difundir una selección de Navaja en un blog?

Lo hablé con mi joven amiga, la talentosa Priscilla Pomeroy. Puestísima. Al proyecto, blog que pensé en bloque, se sumaron Rolando Morales y su editorial ARTGRAFFITI, Antonio Sierra y Octavio Olvera. Consultamos el parecer de Mafer Olvera, entendida en estos y otros asuntos.

Con Rolando y otros cuates, allá en los ochenta del pasado siglo, creamos la empresa CULTURA MATERIAL. De fugaz pero fulminante éxito.

El diseño de la página de “Puño electrónico” es de Priscilla.

De otra parte, mi hija Paula había resuelto retomar sus formidables crónicas cotidianas. También se sumó al proyecto.

Igualmente pensamos, Rolando, Toño, Octavio y el de la voz, que valía la pena adosarle a nuestra colección impresa DARES Y TOMARES su extensión electrónica. Me permito informarles que tenemos a la venta, precio de celebración, la primera caja —diseñada por Priscilla— con los primeros 7 títulos. No se arrepentirán.

¿Qué es hoy, poco más de un año después, “Puño electrónico”? Un magazine, por demás seguido, con secciones fijas (gracias, gracias Liliana Mercenario, querida amiga, por cubrir la de VISUALES).

Sin pretender las cotas de “Perrea un libro” (millones de impactos, numerosos países y “medios” implicados), experimento que quienes estuvimos involucrados aún no acabamos de asimilar (comprender), “Puño electrónico” no escapa a la utopía.

En metáfora, símil mejor, del Alpinismo de Altura, aspiramos a los Mil, a los Dos Mil, a los Tres Mil, a los Cuatro Mil, a los Cinco Mil, a los Seis Mil, a los Siete Mil, a los Ocho Mil…

Gracias infinitas, reitero, por su presencia (y a FISHMART por sus atenciones). Anímense con las cajas. Se agotan.

img_1465

Deja un comentario