La niña del napalm y Facebook por Antonio Sierra García

image

La niña del napalm y Facebook
Por Antonio Sierra García

En julio de 1972, el fotoperiodista de Associated Press (AP), Nick Ut, recibió la orden de trabajo para trasladarse a la aldea de Trang Bang en Vietnam. Viajaba en una camioneta y, antes de llegar a la zona, se encontró con grupos de personas que abandonaban el lugar. Entre ellos, estos niños que se observan en la imagen, víctimas del napalm. Los niños caminan con el llanto y el dolor producido por las quemaduras. En la imagen, The terror of war, se observa a una niña desnuda, Kim Phuc, que va gritando por el dolor que le producen las quemaduras en la espalda. En ese momento, el fotógrafo disparó su cámara (Kodak Tri-X, en blanco y negro) para dejar la imagen que “el mundo no pudo olvidar”, y que sirvió como uno de los documentos para sensibilizar a la humanidad sobre la guerra de Estados Unidos con Vietnam. Con esa misma instantánea, Nick Ut ganó el Premio Pulitzer 1973.
De acuerdo con Nnfotógrafos, “las fotos se revelaron a las apuradas en el cuarto oscuro de AP, se enviaron como radiofotos a Tokio y de allí a Nueva York, donde se produjo una gresca importante entre los editores, que se negaban a dar un desnudo frontal”.
Hay imágenes que son estremecedoras; las hay polémicas y existen aquellas que desaparecen como un recuerdo que se extingue con prontitud. Esta foto tiene varias particularidades. Primero, un documento que deja constancia de la barbarie.
Han pasado 44 años y la imagen sigue en medio de turbulencias. Ahora Facebook prohibió su reproducción cuando Aspen Egil Hansen, editor del diario noruego Aftenposten publicó la histórica fotografía. Luego el periodista recibió la notificación de que la retirara y momentos más tarde la censuraron de la página de Facebook del citado diario.
El editor de Aftenposten escribió una carta a Mark Zuckerberg, aludiendo a la libertad de expresión. “Ustedes crean reglas que no distinguen entre la pornografía infantil y famosas fotografías de guerra”, advirtió a Zuckerberg. “Luego pones en funcionamiento estas reglas sin dejar un espacio para el buen criterio”.
Zuckerberg ha tratado de defenderse de la presión sobre el rol de Facebook, “somos una compañía tecnológica, no una compañía de medios”, dijo el mes pasado. “No producimos ningún contenido”.
Es innegable que Facebook es un poderoso medio de difusión. Se trata de la ignorancia de estos gigantes que pretenden estar en todo, pero sin conocer los asuntos fundamentales de la historia universal. La censura es contra uno de los trabajos fotoperiodísticos de alto contenido político y social. Afortunadamente la presión de los editores noruegos rindió un triunfo contra la intolerancia. Facebook reculó con la presión del medio de comunicación y la imagen continuó en circulación.
Esta experiencia aloja varias preguntas: ¿Cuáles son los criterios de la empresa de Zuckerberg? ¿Dónde y cómo se limita la libertad de expresión? ¿Acaso no se debe replantear la normatividad del poderoso Facebook?

Pie de foto
La niña del napalm (1972) de Nick Ut
2

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s