HORRIBLE PUBLICIDAD HORRIPILANTE

HORRIBLE PUBLICIDAD HORRIPILANTE

Claudio Acevedo

También la Industria de la Publicidad, caballo del Apocalipsis, tiene sus Óscares, se apelan CANNES LIONS, y se entregan, año con año, huateque de “creativos” y “creativas”, en Cannes, Francia bajo fuego. Categorías de a montón: PRINT & PUBLISHING, CYBER, HEALTH & WELLNESS, y un largo etcétera. Sueño dorado de nuestras Agencias de Publicidad, a veces la pegan. Incluso para nuestras publicistas ganadoras (Oro, Plata o Bronce), ya existe un club, feminismo VIP, el CANNES LIONESSES. Si usted, querida follower, es del ramo, vaya haciendo cola.

Sé desde ya quiénes no se llevarán un CANNES LIONS ni de chiripa. Me explico. Al igual que usted, vengo, sobreviviente mental, de un bombardeo de idiota “espotización” electoral, que sirve para un barrido y para un regado. Espotización idiota a la que, sin decir agua va, siguió una campaña de presidentes de los partidos políticos (cárteles subvencionados), egolatría pura. El del PAN y su corte “skin head” (yo me lo traje, en los ochenta, de Ámsterdam). El del PRD, desaliñado y ya auto-expulsado. El de MORENA, cabecita blanca que no para de predicar jeremiadas, pero al que debemos una categoría kantiana de la verborrea eternamente electoral: el GORGOJOÍSMO. Sólo nos faltó, que recuerde, el del PRI en la lona, viejo zorro también ya auto-eliminado.

Tampoco se llevará un CANNES LIONS el Senado de la República. Resulta que despierto de su sopor por el inapelable calendario cívico, se lanza a una campaña sobre el Centenario (a la vuelta) de la Carta Magna. Dechado de estupidez. En la redacción, en la producción, en los objetivos. Dicen los señores senadores (Atenea los confunda), que la mayoría de los connacionales (¿empezando por ellos?) saben poco de la Constitución. ¿Y cuánto es poco? ¿Menos que algo? El caso es que, en vez de promover una campaña difusora de cultura constitucional (¡y vaya episodio el Constituyente de Querétaro!), se alzan el cuello y nos asestan la invitación a una encuesta democrática sobre el SER y el VALER de las Constitución Política de los Estados Unidos Mexicanos que, entre balazos y cocolazos, se promulgó en 1917. Horrible publicidad horripilante.

One thought

Deja un comentario