EL MERITO SUR

EL MERITO SUR

Fernando Curiel

Contexto. Este blog, “Puño electrónico”, consigue reunirse, casi completo, en el restaurante El Cardenal de Altavista. Digo “consigue” porque pescar a nuestra CEO, artista multimedia y ejecutiva probada, siempre entre la Ciudad de México y Cuernavaca, un disco y una obra de teatro, es una hazaña. Digo que “casi completo” porque de nuestra corresponsal canadiense, actriz y cronista, nos separa la distancia que va de San Ángel a Toronto, últimamente bajo la nieve. Mientras el sol cuece a esta ciudad de los IMECAS.

Querencia. Todos amamos este Sur capitalino, que se ha disgregado, fragmentado, como si Tlalpan fuera un país y Coyoacán otro; Tizapán en lo suyo e Iztapalapa, Judea en Semana Santa y tierra de la impunidad delincuente el resto del año, en lo propio.

La reestrenada Bombilla. Celebramos de manera tácita que la morosa Delegación haya concluido de remozar al fin, mal y con más tiempo y presupuesto de lo necesario, el Parque de La Bombilla. Ahí donde mi general, el tremendo y dicharachero Álvaro Obregón, será sacrificado y, ya monumento, perderá por segunda vez el brazo. Sin que se sepa bien a bien, respecto a su asesinato, quién fue, si la mochería armada o su compinche Plutarco Elías Calles (al que la desaparición del Manco de Celaya, alzará Jefe Máximo e inventor del Partido Nacional Revolucionario, abuelo de este PRI que ni de chiste se acuerda de su origen: la Revolución Mexicana).

Menú. Charla que va de esto a lo otro. Que “Puño electrónico” pega duro pero no podemos bajar la guardia. Que, para variar, El Cardenal revienta de comensales. Que podíamos imaginar a los de la Comisión Ambiental Metropolitana pensando qué hacer con la contaminación, que no cede, portando máscaras antigas de la I Guerra Mundial (así de anticuada resulta); esto mientras un puñado de “campesinos” bloquean a su antojo la Avenida Constituyentes. Que nos esperaban dos exposiciones, la fotográfica de Nacho López en Bellas Artes y la miscelánea del estridentista Maples Arce y sus cuates en el MUNAL. Que la Reforma Política de la Ciudad de México, ya con Letras de Oro en la vacacionista Asamblea, es más ruido que nueces. Que la Chimalistac-San Ángel es una de las grandes rutas del turismo capitalino. Etcétera.

El gran escape. ¿Cómo no traer a cuento El Gran Escape del martes 12 de abril, casi Martes Trece? Un conciudadano de 52 años, psicótico, “hasta las manitas”, a bordo de una camioneta Edge (no el músico de U2, menos pesado que Bono), sin placas, choca en División del Norte, a la altura de Coyoacán.

Etapas. El susodicho simula entregarse a unos patrulleros. Pero atropella malamente a uno de ellos y, a todo escape, arranca por Tlalpan. Lo persiguen dos, tres patrullas. Le pone el alto un policía de a pie. Lo mata. En espectáculo de Coches Chocados, va golpeando a diestra y siniestra a los automóviles que le estorban el paso enloquecido.

Desenlace. Va a dar la camioneta Edge, inconfundible de tan maltratada, al puente de Tlalpan y Taxqueña, en la Campestre Churubusco. Más adelante, el piloto pierde el control

y se estampa en la barda del Club de Golf, ahí donde mi generación de Derecho, 62-66, organizaba inocentes bailes. Lo atrapan al fin.

Ocurrencia. Sugiero que, a la de la loca huida del Edge, se le declare Ruta Nota Roja. Un Turibús recorrería Coyoacán, El Centinela, El Carmen, Prado Churubusco. Se detendría, con todo y explicación sucinta, en los puntos de la agresión, una fatal, a los dos policías, y los puntos donde fueron colisionados sin deberla ni temerla cuatro, cinco vehículos. Para mayor realismo, una flota de patrullas perseguiría al Turibús y sus excitados ocupantes y, en algún paraje, se montaría una pista de Choches Chocados, con una réplica exacta de la camioneta homicida.

Aún hay más. De bulto, se representaría el choque y la rendición final en la descarapelada barda del Club de Golf. Como plus, los turistas golfistas podrían tundirle a dos que tres hoyos.

Postre. Salió el tema del teatro. ¿Cómo andaba? Bueno, una actriz guapísima posa semidesnuda para Picasso López Tarso y un actor exhibe una erección. Vamos bien.

Bombilla 2Chimalistac 1Edificio Delegacional de TlalpanEx Convento de El CarmenLa Bombilla 1Panzacolathumb_IMG_3547_1024thumb_IMG_3548_1024

One thought

Deja un comentario