Crónica 12

Páginas México Canadienses, crónicas de un viaje que se ha vuelto vida.

Crónica 12

Los Ángeles California. Me gusta esta ciudad. Tengo la oportunidad de estar unos días aquí. Al aterrizar siento que lo hago en México, a fin de cuentas, esto era México. Lo árido del paisaje, las montañas, desde las alturas del avión en verdad que es como llegar a un ex-DF limpio. Me encanta el contraste entre lo seco, los verdes neón y el color de las bugambilias. Vengo directamente desde la Ciudad de México donde los índices de contaminación han estado peor que nunca, donde las conversaciones vuelven a ser sobre la inseguridad e impunidad cínica, donde a una mujer extranjera y atractiva le subieron la falda y le bajaron los calzones a plena luz del día, en una de las colonias supuestamente más seguras y cosmopolitas.

He visto la grabación del hecho una y otra vez y cada vez me afecta de la misma manera. Es espantoso imaginar que alguien se acerque tanto a ti y te toque de tal manera. ¿Como para qué? Y peor aún son los mensajes cobardes, violentos, ignorantes y llenos de odio que esta mujer ha recibido en twitter por atreverse, uno: a caminar por las calles de una ciudad disque internacional, vestida como le da la gana, y dos: por atreverse a denunciar la violación de su espacio y cuerpo con las autoridades correspondientes.

El mayor de los reclamos parece recaer en el hecho de que la mujer es extranjera y atractiva, lo que en las mentes enfermas parece traducirse como privilegiada y puta. Creo que es posible afirmar que en nuestra mente de humanos primitivos de alguna u otra manera todos reaccionamos con un poco de envidia y sospecha ante el privilegio que parecen gozar las personas que son físicamente distintas a nosotros, sentimos que injustamente se les dan más oportunidades y que les va mejor en la vida. Estas reacciones las tenemos todos, pero lo que no puedo comprender es que exista tanta cantidad de gente incapaz de procesar esos pensamientos brutos y primitivos que ocurren en todo ser humano, para transformarlos en empatía, comprensión, inteligencia. Y creo que la razón principal de que tanto odio se esté propagando por el mundo es que estamos todos mal nutridos. De una manera indiscutible, tener la capacidad económica y acceso a alimentos nutritivos, se vuelve cada vez más un privilegio de unos cuantos y no sólo por la falta de poder adquisitivo, sino principalmente por la macabra y eficiente labor que han hecho países, como en el que estoy ahora, al difundir una cultura masiva donde la comida y la cocina se han satanizado y se ven como un trabajo laborioso y una pérdida de tiempo. La tradición cultural de cocinar y enseñar a hacerlo se está perdiendo poco a poco, incluso en países como India o México donde la elaborada cocina es uno de sus mayores orgullos.

Hace poco vi un documental producido por Netflix llamado Cooked basado en el libro del mismo nombre, escrito por Michael Pollan. La teoría de Michael propone que lo que nos diferencia del resto de los mamíferos y en general de todos los otros animales, es nuestra capacidad de cocinar. A partir de que los hombres empezamos a comer carne cocida con fuego, posteriormente a inventar ollas y demás recipientes capaces de contener, combinar y sazonar ingredientes, fue cuando empezamos a ser sedentarios y a crear civilizaciones.

El documental está dividido en cuatro episodios donde fuego, aire, agua y tierra se usan como metáfora de los cuatro elementos y la transformación que generan en un ingrediente para convertirlo en comida cocinada. Es un documental muy interesante que da alimento a muchísimas posibles discusiones, pues trata temas como el vegetarianismo, el crudoveganismo y demás modas, así como la exitosa campaña de distanciamiento total entre el hombre y el origen de sus alimentos, propagada por la cultura fast food.

Muy pocas personas realmente entendemos el significado espiritual que conlleva el poder comerse un pedazo de carne. La industria alimentaria ha logrado mantenernos en ignorancia sobre la realidad de que para comer carne hay que matar y derramar sangre. En mi visión esa falta de sensibilidad por el dolor parece ser la que está rigiendo ahora al mundo, pues no podría explicar de otra manera tantos mensajes de odio dirigidos hacia el sufrimiento del prójimo. Es como si los humanos no fuéramos también seres sangrantes. Yo no soy vegetariana, ni pescetariana, ni vegana, ni crudana, soy una romántica que cree en el poder transformatorio y espiritual de cocinar y de compartir el trabajo que esta creación implica.

Tengo muchísimas amigas que han optado por no comer carne, pero siempre encuentro sus razones un poco contradictorias. Una que vive precisamente aquí en Los Ángeles no ingiere carne por la crueldad con la que se mata a los animales, sin embargo su casa está adornada, en su mayoría, con tapetes de piel de vaca. Otra amiga no come carne porque ella solo come vida, no muerte, no obstante come pescado sólo cocido. No es que critique pues, a fin de cuentas, todos vivimos en contradicción con todo y todos, pero sí creo que debemos repensar lo que significa “estar satisfecho”, la maravilla que es comer y el potencial que cocinar tiene para conectarnos como humanos y hacernos felices. Sospecho que todos aquellos que se han dedicado a criticar de manera tan agresiva, cruel y estúpida a la chica de la Condesa, deben estar muertos de hambre, gordos y llenos, pero no satisfechos ni nutridos, sólo así puede explicarse que un humano pueda sentir tanto odio prolongado por otro, que las desgracias de otros no nos afecten, que queramos hacer tanto mal y que, en este país, estén a punto de dar a Trump la presidencia.

P. Rivera.

cronica 12

2 thoughts

  1. Muy interesante reflexión Paula…que indignante e intolerable lo ocurrido a esta chica extranjera. No solo puede explicarse bajo tu reflexión, también muestra la constante violencia y falta de respeto hacia el sexo femenino. Me pregunto yo si esa escoria masculina habrá nacido de otra especie alienígena ( o de una caja de Corn Flakes?) y no de una MUJER-MADRE!!! Solo podrá acabarse esta violencia hacia las Mujeres cuando TODAS las MUJERES nos UNAMOS (con aliados masculinos EVOLUCIONADOS a nuestro favor) !!! En cuanto a la comida y el cocinar…… es precisamente la «no comida» o comida procesada hueca la que es una ARMA PODEROSA de las corporaciones y gobiernos atrás de los gobiernos para manipular y menguar nuestra especie.

Deja un comentario